Central Única de Trabajadores de Uruguay convoca a paro general

Montevideo, 13 jun (PL) La Central Única de Trabajadores PIT-CNT convocó a un paro parcial el 28 de junio y otro general de 24 horas para el 25 de julio, en desacuerdo con el proyecto de rendición de cuentas presentado por gobierno uruguayo.

Esta decisión fue anunciada la víspera en la noche por el presidente del movimiento obrero, Fernando Pereira, al terminar la primera reunión de la recién electa Mesa Representativa.

En declaraciones recogidas por el portal web de la central, el dirigente obrero manifestó que trabajarán a fondo 'porque el paro del 25 de julio es político' y explicó que la diferencia con el Ejecutivo no es reivindicativa, sino 'una diferencia política profunda' y por eso la respuesta tendrá ese carácter.

Pereira señaló que el paro de fines de junio será parcial de 09:00 a 13:00 hora local, con concentración en la Universidad de la República y marcha hasta el Palacio Legislativo donde habrá un acto.

El presidente del PIT-CNT comentó que la Mesa Representativa realizó un análisis de la situación que está viviendo el país y profundizó en las propuestas presentadas por el Poder Ejecutivo en el proyecto de presupuesto sobre salud, educación y vivienda.

Si partimos de la base que nuestro objetivo es alcanzar un país productivo con justicia social y desarrollo democrático, 'consideramos que el proyecto es verdaderamente muy malo', sentenció. Ejemplificó con la propuesta en educación, la cual dijo es mala porque 'no cumple' con el objetivo de llegar al seis por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y descartó sea 'una ecuación numérica' porque del presupuesto depende que las escuelas tengan maestros a tiempo completo y auxiliares.

Sobre salud expresó que se incumplió con el compromiso asumido por el gobierno de dar respuesta a la aspiración salarial de los trabajadores, quienes 'llegan al quinto año sin ningún tipo de crecimiento salarial' y solo crecen en 100 nuevos puestos de trabajo para 900 centros asistenciales.

'No podemos ignorar que salud pública atiende a la gran parte de la sociedad y, en especial, a la parte más débil', subrayó.

Pereira enfatizó que si realmente se quiere 'construir justicia social' debe revertirse el proyecto de rendición de cuentas del gobierno y ello implica, aseguró, que el movimiento sindical debe luchar por lo que 'la situación de conflicto está planteada'.

El presupuesto, que deberá enviarse al Parlamento antes del 30 de junio para su aprobación, prevé un incremento de cuatro mil 700 millones de pesos, poco más de 151 millones de dólares al cambio actual.

De ese total, poco más de 96,7 millones de dólares estarán destinados a financiar avances de prioridades políticas del Frente Amplio, como la educación, salud, vivienda y seguridad pública.

La educación pública recibirá poco más de 62 millones de la divisa estadounidense, que redunda en un 5,2 por ciento del PIB, según las autoridades oficiales.

mem/jcd