Resalta Bolivia papel del Foro de Sao Paulo en la defensa mediática

Resalta Bolivia papel del Foro de Sao Paulo en la defensa mediática
Por Pedro Rioseco
La Paz, 12 jul (PL) La ministra boliviana de Comunicación, Gisela López, consideró un escenario muy importante el Foro de Sao Paulo para emitir un pronunciamiento que resalte el respeto a las libertades y derechos en los países con procesos revolucionarios en la región. (Audio)
Al referirse a los debates previstos en la capital cubana del 15 al 17 de este mes en el XXIV Encuentro Anual del Foro de Sao Paulo, López declaró en entrevista exclusiva con Prensa Latina que la región está viviendo un momento de transición con el surgimiento de nuevas formas de comunicación como son las redes sociales.

Esta realidad, acotó, nos hace más sensibles a la acción mediática internacional de fuerzas que han trabajado siempre construyendo falsedades en favor de los intereses del imperio norteamericano.

Nos llevan años de ventaja en esa batalla, sin querer justificar, agregó, ellos tienen sus poderosos instrumentos y experiencia en ese accionar y nosotros estamos enfrentándolos con nuestros medios internacionales como Telesur y Prensa Latina para buscar el equilibrio de la verdad en la difusión de la información.

Creo que hay también un gran avance con la incidencia de otros medios como Rusia Today, dijo, pero todavía lo que hemos construido en este lado del mundo es pequeño respecto a nuestros adversarios mediáticos y necesitamos un mayor nivel de alianzas y de coordinación.

En ese contexto, opinó, el Foro de Sao Paulo debiera trabajar en contrastar las falsas denuncias de medios internacionales y emitir un pronunciamiento contra toda esa información manipulada sobre los gobiernos progresistas y que pretenden construir matrices desastrosas de opinión para hacerles daño.

Si hay algo que no se ha podido modificar en estos procesos de cambio en la región es el tema vinculado a los medios de comunicación, subrayó López.

Hemos avanzado mucho en lo referente a derechos ciudadanos, derechos colectivos e individuales, derechos económicos y sociales, sin embargo, reconoció, en la comunicación mediática, pese a avances en términos jurídicos y constitucionales en cuanto a la democratización de las informaciones, no hemos podido avanzar como hubiésemos querido.

En el caso boliviano, explicó la titular de Comunicación, tenemos un avance constitucional que ha afectado los intereses económicos de los grandes medios de difusión en el país.

Antes de aprobarse la Constitución de 2009, cuando se instala la Asamblea Constituyente, Bolivia vivía un proceso de consolidación de los monopolios mediáticos, recalcó.

Como ejemplo recordó que en esa época se estaba consolidando un grupo mediático propiedad de una sola familia, el Grupo Líder, el más grande del país, que encabezaba el periódico El Deber y tenía nueve periódicos en capitales departamentales y ciudades intermedias.

La Asamblea Constituyente impidió la consolidación de monopolios mediáticos y planteó su democratización, con lo cual se afectaron intereses económicos de esos grupos, y durante todos estos años del Proceso de Cambio esos medios nos ha estado cobrando su factura, señaló.

Siempre la familia dueña del diario El Deber manejó la Asociación Nacional de Prensa (ANP), que aglutina a dueños de medios de comunicación y es una sucursal de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), y se camuflan detrás de la 'defensa de la libertad de prensa' para defender sus beneficios económicos, denunció López.

Y son, precisamente, añadió, la ANP y la SIP quienes acuden a otras instancias internacionales para decir que el gobierno del presidente Evo Morales en Bolivia no respeta la libertad de información, lo cual es completamente falso.

El sistema mediático antes de la Constitución de 2009 siempre fue estigmatizador de todas las luchas sociales y de los pueblos indígenas, dijo y recordó que cuando salían en marchas para interpelar a la sociedad y el Estado decían eran hordas agresivas de beodos que venían a interrumpir la paz de las ciudades.

Luego, enfatizó, cuando esos mismos indígenas toman el poder político mediante las elecciones de 2006, la reacción mediática fue mucho más dura y entonces la Constitución Política del Estado estableció la libertad de información como un derecho ciudadano.

Incluimos en la Carta Magna cosas novedosas como el derecho de réplica, la cláusula de la conciencia, y los temas de comunicación en ese texto son una parte progresista muy importante para el país y para el mundo, comentó.

Si este gobierno que impulsó esa Constitución hubiera pensado ser un gobierno autoritario como acusa la oposición jamás lo hubiera hecho, enfatizó.

Por el contrario, explicó, incentivamos las radios comunitarias indígenas originarias y establecimos que el 33 por ciento de los medios estén en manos de las comunidades, el 33 por ciento sean de los empresarios y la otra tercera parte sean medios públicos.

agp/prl