Ecuador y Colombia por proyectos en zona de integración fronteriza

Quito, 12 jul (PL) Los gobiernos de Ecuador y Colombia avanzan hoy hacia la ejecución de proyectos en la zona de integración fronteriza tras la suscripción de un acuerdo para la estructuración del Fondo Binacional.

El texto, suscrito por el canciller de este país sudamericano, José Valencia, y el embajador de la nación vecina en Quito, Fernando Alzate, constituyen el último paso para el Fondo, que será administrado por el Banco Interamericano de Desarrollo y tendrá la participación de ambos territorios.

Ecuador y Colombia se comprometieron, desde 2012, a aportar un total de 20 millones de dólares para financiar la ejecución de programas dentro de los ejes establecidos en el Plan Binacional de Desarrollo.

La mayoría de los proyectos se relacionan con los sectores de infraestructura, desarrollo social, medio ambiente, cultura y desarrollo económico y productivo.

Según datos del Ministerio de Relaciones exteriores y Movilidad Humana, en la actualidad se han identificado 12 proyectos binacionales en esas áreas.

Tras la firma, el jefe de la diplomacia ecuatoriana destacó la voluntad de los dos estados de trabajar en el desarrollo social de las comunidades que habitan en la región fronteriza y mantienen grandes lazos de hermandad.

De su parte, Alzate consideró que la suscripción del acuerdo constituye un nuevo paso en la integración de ambos países para trabajar en la lucha contra la pobreza y el desarrollo sostenible, en especial, en el área limítrofe.

El instrumento se suscribió en medio de labores conjuntas para garantizar la seguridad y bienestar de la frontera norte, blanco de varias actos violentos desde inicios de este año, que han afectado a localidades de la provincia ecuatoriana de Esmeraldas.

Los incidentes han estado protagonizados por el frente Oliver Sinisterra, que opera en la zona y es responsable de explosiones, causantes de la muerte de cuatro militares, así como del secuestro y asesinato de cinco personas, tres trabajadores del diario El Comercio y una pareja de Santo Domingo de los Tsáchilas.

agp/scm