Una visita para recordar

Con un llamado a que desaparecieran la guerra, el despojo, los monopolios y las colonias, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, daba su primer discurso en la sede de las Naciones Unidas, entonces como Primer Ministro cubano en septiembre de 1960. En aquella ocasión, cuando la dirección del hotel Shelbourne negó el hospedaje a la delegación cubana, el dueño del hotel Theresa, del humilde barrio negro de Harlem, y un grupo de prominentes líderes afronorteamericanos invitaron al líder a hospedarse en aquella modesta instalación. Fidel demostraba así que su barba y uniforme verde olivo se convertiría para siempre en un símbolo de Revolución cubana en el mundo