Primera misión hacia el planeta Mercurio partirá este mes

Primera misión hacia el planeta Mercurio partirá este mes
Berlín, 10 oct (PL) Con el objetivo de descubrir muchos de los secretos de Mercurio, el próximo día 20 partirá la primera misión hacia ese planeta, informó hoy la Agencia Espacial Europea (ESA).
La operación, que materializará la ESA de conjunto con la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA), se realizará con BepiColombo, la tercera sonda en visitar el cuerpo celeste más cercano al Sol, tras dos de la NASA, señaló la entidad en un comunicado.

La misión europea-japonesa va a intentar resolver cómo se originó Mercurio y cómo evolucionó desde entonces hasta la actualidad, señala el escrito.

Para ello, va a estudiar su superficie y su interior, composición y dinámica de su exosfera, estructura y la dinámica de su magnetosfera y el origen de su campo magnético, explicó la ESA.

Además, añadió, se realizarán experimentos para probar la teoría de la Relatividad General de Einstein.

Según el jefe de desarrollo del segmento científico de tierra de la misión, Mauro Casale, ayudará a los científicos a comprender mejor la formación y evolución del Sistema Solar.

También, añadió, buscará confirmación de la existencia de hielo de agua y si procede de impactos de cometas, al tiempo que intentará responder a por qué su campo magnético se encuentra alejado 400 kilómetros con respecto al centro del planeta.

BepiColombo está impulsando actualmente la tecnología espacial al haber construido un satélite capaz de volar en un 'horno de pizza' y soportar el calor en Mercurio, apuntó Casale.

El 85 por ciento de la tecnología a bordo ha tenido que ser diseñada específicamente para ella, pues esas extremas condiciones en el planeta hacían imposible que pudiera reutilizarse el conjunto de técnicas de otras misiones, subrayó.

El satélite tendrá que soportar cambios de temperatura que van desde los -170 a 450 grados centígrados, una radiación solar diez veces más intensa, un flujo infrarrojo 20 veces más alto que en la Tierra, explicó.

Asimismo, agregó, una radiación ultravioleta muy intensa y el viento solar soplando a una velocidad de 400 kilómetros por segundo, entre otros.

La nave tardará más de siete años en llegar hasta su destino, ayudándose de una asistencia gravitatoria en la Tierra, dos en Venus y seis en el propio Mercurio hasta alcanzar su órbita científica, prevista para marzo de 2026.

agp/rml