Bolivia celebra seminario sobre revitalización de lenguas indígenas

Bolivia celebra seminario sobre revitalización de lenguas indígenas
La Paz, 11 oct (PL) Más de 10 países participan en el Seminario Internacional Revitalización de Lenguas Indígenas en América Latina Buenas Prácticas, que se desarrolla hoy en la ciudad boliviana de Cochabamba.
El objetivo es revitalizar las 420 lenguas indígenas que se hablan en América Latina y el Caribe y proteger otras 111 que se encuentran en riesgo de desaparecer.

El evento es organizado por el Programa de Formación en Educación Intercultural Bilingüe para los Países Andinos (Proeib Andes) conjuntamente con el Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (FILAC).

Intervienen además los ministerios de Educación y de Relaciones Exteriores, el viceministerio de Interculturalidad y la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura, en el marco de la declaración del 2019 como Año internacional de las Lenguas Indígenas por las Naciones Unidas.

Participan representantes de Perú, Argentina, Venezuela, Brasil, Chile, México, Guatemala, Nicaragua y Bolivia, como país anfitrión, quienes compartirán experiencias innovadoras y exitosas sobre revitalización lingüística, que forman parte de políticas públicas relativas a la formación docente.

Asimismo, debatirán acerca de programas de universidades indígenas interculturales, investigaciones etnolingüísticas, educación intercultural bilingüe y propuestas de indicadores, generados desde los mismos pueblos indígenas, para conocer la situación de las lenguas vitales o vulnerables.

En América Latina se calcula que casi una quinta parte de los pueblos ha dejado de hablar su lengua indígena.

El reporte de la UNICEF de 2016 muestra que las áreas del continente americano más afectadas, ya sea por los cambios causados al idioma o por las estructuras sociales, económicas o educativas, se encuentran en la Patagonia, Baja Centroamérica, Orinoquía y el Caribe Continental.

Por el contrario, una de las zonas menos afectadas por la pérdida del idioma es Mesoamérica.

tgj/lpn/cvl