Dirigente neoliberal libre por fallo judicial en Perú

Lima, 18 oct (PL) La dirigente neoliberal peruana Keiko Fujimori disfrutó su primera noche en libertad tras una semana de detención, luego que un juez anuló la orden de detención preliminar por consideraciones formales, sin entrar al fondo de la medida.

La sala nacional de apelaciones a la que había recurrido dejó sin efecto la medida cuando cumplía su octavo día de encierro en un cuartel policial, en el marco de una investigación por lavado de activos por el enmascaramiento de fondos de oscuro origen para su campaña electoral de 2011.

La medida se extendía hasta mañana, por lo que la decisión judicial solo redujo en dos días el plazo de la detención ordenada y dispuso que otro juez analice el pedido del arresto preventivo, de aprobarlo, deduzca los diez días previstos.

El dictamen no cuestionó la motivación de fondo de la fiscalía, es decir la hipótesis de que Fujimori encabezó una organización criminal dentro de su partido, entonces llamado Fuerza 2011, para lavar dinero recaudado con fines electorales y beneficiarse con sobornos de los aportantes a cambio de contratos de obras públicas.

Sin embargo, la anulación del arresto ordenado en favor de ella y otros 23 involucrados en la operación de acreditar un millón de dólares aportados por la empresa Odebrecht y otros fondos, encubiertos como pequeños aportes de ciudadanos, deja en pie el caso principal.

Pero la recupeación de la libertad de Fujimori fue celebrada por decenas de partidarios, aunque hasta la corte llegaron numerosos jóvenes que habían participado en una marcha contra la corrupción y la impunidad, a expresar su repudio a la decisión judicial y se suscitaron enfrentamientos controlados por la policía.

Según fuentes del ministerio público, el fiscal del caso, José Pérez, tendría lista para presentar ante el juez la denuncia formal y el pedido de detención preventiva de la dirigente, su entorno y otros involucrados.

En ese contexto, legisladores de la investigada, Fuerza Popular (AP) intensifican una campaña de ataques contra el fiscal Pérez e intentan desacreditarlo a él y a las imputaciones que prepara.

La movilización anti-corrupción de anoche respaldó a Pérez y repudió al fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, cuestionado por sus contactos con una red de corrupción judicial y cuya destitución evitó por el apoyo de la bancada de FP, mayoritaria en el parlamento.

Críticos de Fujimori señalan que el llamado blindaje a Chávarry tiene como objetivo que desde su cargo al mando del ministerio público ayude a la investigada a salir bien librada de la investigación de Pérez.

tgj/mrs