Detallan fallo técnico causante de caída de nave Soyuz MC-10

Detallan fallo técnico causante de caída de nave Soyuz MC-10
Moscú, 1 nov (PL) Un fallo en la boquilla para activar el bloque lateral del cohete de la primera etapa de lanzamiento pudo ser la causa del accidente de la nave tripulada Soyuz MC-10, informó hoy la agencia Roskosmos.
Tal avería se produjo a los 118 segundos del despegue del cohete Soyuz FG para poner en órbita el pasado 11 de octubre a la nave Soyuz MC-10, con el cosmonauta ruso Alexei Ovchinin y el estadounidense Tyler Nick Hague a bordo.

El desperfecto llevó a que en el despegue el bloque lateral golpeara al bloque central del Soyuz FG, indicó Oleg Skorobogatov, al frente de la comisión de emergencia creada para investigar la catástrofe.

Todo ello provocó, a su vez, la apertura del depósito de combustible y con ello el desastre de la nave, aclaró el funcionario, quien estimó que el error solo pudo producirse durante el ensamblaje de la nave, en el cosmódromo de Baikonur.

El dirigente de la comisión investigadora recomendó someter a un minucioso examen, con empleo de foto y vídeo, a los aparatos especiales que serán lanzadas en un futuro cercano.

Dos naves se encuentran en ese caso. Una se prepara para su salida al cosmos desde el Centro Espacial Guayanés (Kourou), y otra, una nave de carga, en el cosmódromo de Baikonur.

El pasado 11 de octubre, los mencionados astronautas realizaron un aterrizaje de emergencia a una presión de más de seis G, una medida empleada por los especialistas del ramo.

La caída de la nave Soyuz MC-10 fue el primer accidente de ese tipo de la cosmonáutica en la historia moderna rusa.

En su momento, la Agencia Nacional de Vuelos Espaciales de Estados Unidos (conocida como NASA) admitió la posibilidad de que, a partir de enero de 2019, se podría dejar sin tripulación a la Estación Espacial Internacional (ISS).

Fuentes cercanas a la agencia rusa Roskomos indicaron que los vuelos tripulados a la ISS podrían quedar suspendidos, no solo desde el cosmódromo kazajo de Baikonur, sino también desde el Vostochni, el Plisetsk y Kourou.

tgj/to