Urea producida en Bolivia contribuirá a seguridad alimentaria

 La urea de la planta del departamento de Cochabamba
El complejo industrial que se encuentra en Bulo Bulo, provincia Carrasco del territorio cochabambino, permitirá que la nación andino-amazónica deje de importar cerca de 30 mil toneladas de urea, destacó el titular.

Ello posibilitará un ahorro interno de 15 millones de dólares año y satisfacer un tercio de la demanda de ese producto que se compra en el estado brasileño de Matto Grosso. Además, el precio en el mercado bajará al menos en un 10 por ciento.

Según las estimaciones del Instituto Nacional de Innovación Forestal (INIAF), la producción de dicho fertilizante en el país sudamericano, abaratará los costos e incrementarán la capacidad productiva para quienes siembran maíz, trigo, arroz, papa, y quinua.

Sánchez destacó la importancia de la planta pues será el primer proyecto de industrialización del gas natural en Bolivia.

Hasta el momento, los potenciales mercados del fertilizante de urea serán Brasil, Argentina, Perú y Paraguay.

De forma inicial, la planta será operada por técnicos de la empresa surcoreana Samsung Engineering Co., encargada de la construcción de la industria, quienes también capacitarán a los profesionales bolivianos de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPFB) en el manejo del moderno complejo.

La industria de urea, que será inaugurada por el presidente Evo Morales, demandó una inversión que alcanza a los 895 millones de dólares.

Datos del Ministerio de Hidrocarburos refieren que producirá 756 mil toneladas métricas anuales de urea y 432 mil de amoniaco.

Del volumen total del fertilizante, el 20 por ciento será para el mercado interno y del 80 para la exportación.

mem/cdg