El Romeo boliviano ya tiene su Julieta

El Romeo boliviano ya tiene su Julieta
(Por Lemay Padrón Oliveros*)
La Paz, (PL) Nueve años le costó, pero al fin Romeo, la rana boliviana considerada hasta ahora la más solitaria del mundo, tiene dos potenciales Julietas.
Cuando fue encontrada esta rana acuática de Sehuencas(Telmatobiusyuracare), oriunda de una región al suroeste de La Paz, no se pensó que para encontrar a otra de esta especie o similar se tardaría casi una década.

Romeo vive en cautiverio en el Museo de Historia Natural Alcided'Orbigny en Cochabamba (centro) y era considerado el último ejemplar de su estirpe, porque desde que fue capturado en 2010, no había señales de otros animales de este tipo.

Por lo general, las ranas acuáticas no suelen vivir más de 15 años y Romeo ya tiene 10, por lo que quedaban apenas cinco años para buscarle una pareja.

La luz se hizo cuando científicos hallaron cinco especímenes (tres machos y dos hembras) en un bosque nublado entre los municipios de Pojo, en Cochabamba, y Comarapa, en Santa Cruz (este) y renacen las esperanzas de que un programa de reproducción en cautiverio permita reintroducir nuevos ejemplares a su hábitat natural.

Teresa Camacho, científica del Museo de Historia Natural en Cochabamba y líder de la expedición que halló las ranas, reconoció que Romeo es bastante tímido, pero confió en que como 'los opuestos se atraen', Cupido pueda realizar su labor sin tropiezos.

El macho tiene una longitud de 62 milímetros y es de color marrón con manchas oscuras, mientras que las hembras tienen 55 mm y son un poco más oscuras. En cualquier caso, los especialistas aseguran que el 'sex appeal' está garantizado.

Se está planificando la 'cita a ciegas' para el próximo 14 de febrero, el Día de San Valentín, y debe ser todo un acontecimiento para el mundillo científico.

ÂíEsperamos que haya amor a primera vista! Pero si esto no ocurre, nos tomamos un helado y volvemos a intentarlo, indica la científica.

La situación 'sentimental' de Romeo había ganado popularidad en las redes sociales, y como parte de la campaña para salvar a la especie, los biólogos crearon un perfil en el sitio de citas en línea Match.com, en el que se exponían sus virtudes.

Estoy aquí con la esperanza de encontrar a la pareja perfecta para que podamos salvar a los nuestros (sin presiones). No soy muy exigente, solo busco otras Sehuencas como yo, rezaba la divertida presentación del anuro.

Mediante una campaña con estas credenciales se logró recolectar 15 mil dólares para financiar expediciones a ríos y arroyos en los que solían encontrarse batracios de este tipo.

De cualquier manera, Romeo deberá todavía esperar un poco más, pues las aspirantes a Julietas están ahora en cuarentena en el centro de conservación del museo.

Durante este tiempo de aislamiento, las ranas recibirán tratamiento para protegerlas de la quitridiomicosis, una enfermedad infecciosa causada por un hongo que está teniendo consecuencias devastadoras para los anfibios.

Camacho señaló que la historia de Romeo es importante para llamar la atención sobre la situación desesperada de los anfibios, pues se estima que el 22 por ciento de estas especies están amenazadas, fundamentalmente debido a la pérdida de hábitat, el cambio climático y la contaminación de los ríos, tanto en Bolivia, como en Ecuador y Perú.

Es una gran oportunidad para entender esas amenazas y para aprovechar la fama de Romeo con el fin de ayudar a otras especies, señaló la bióloga.

Los científicos esperan un éxito parecido el que se logró con el sapillo balear en la isla de Mallorca, España, y el sapo de Kihansi, en Tanzanía, pues mediante la reproducción en cautiverio de pocos individuos fue posible reintroducirlos a su medio natural.

Estos casos nos dan esperanza, en el contexto de la sexta extinción que vivimos, de que hay soluciones para mantener nuestra maravillosa biodiversidad, proteger especies amenazadas y lograr que incluso especies extintas en su medio silvestre puedan ser recuperadas, señaló Chris Jordan, de la Fundación Global Wildlife.

Para el conservacionista, todas las especies son importantes y no deben subestimarse, porque su ADN representa millones de años de evolución.

Camacho añadió que con los fondos obtenidos en la campaña se planificaron desde noviembre pasado ocho salidas de campo de seis días cada una, y hasta ahora se realizaron cuatro expediciones de ellas.

Aún falta ir a otras localidades y 'lo haremos hasta el mes de marzo', cuando finaliza la época de lluvias, aseveró, por lo que podrían aparecer otros anuros.

Por si acaso, los especialistas están evaluado otras alternativas, como recurrir a la tecnología y al apareamiento de los otros ejemplares. Así que, Romeo, Âíespabila!

alb/lp

* Corresponsal de Prensa Latina en Bolivia