Masacre en escuela Sao Paulo meticulosamente planeada, según policía

Masacre en escuela Sao Paulo meticulosamente planeada, según policía
Brasilia, 14 mar (Prensa Latina) La Policía brasileña certificó que la masacre en una escuela del municipio de Suzano, cerca de Sao Paulo, que causó 10 muertos y mantiene hoy conmocionado a todo Brasil, resultó meticulosamente planeada por sus dos asesinos.
Los presuntos autores de la matanza, identificados como Guilherme Taucci Monteiro, de 17 años, y Luiz Henrique de Castro, de 25, exalumnos del centro escolar, invadieron la escuela estatal Raúl Brasil a las 09:30 hora local de este miércoles y dispararon a quemarropa contra alumnos y funcionarios y después se suicidaron.

El secretario de Seguridad Pública de Sao Paulo, Joao Camilo Pires de Campos, comunicó a la prensa que la Policía acopia pruebas y declaraciones de testigos sobre la tragedia, pero que se podría confirmar algunos detalles de lo ocurrido.

Se supo que antes de irrumpir en la escuela, los jóvenes atacantes acudieron a una agencia de alquiler de vehículos, propiedad del tío de Taucci Montero, al que mataron, y se dirigieron hacia el establecimiento docente en un coche color blanco robado.

De acuerdo con Pires de Campos, 'los dos agresores tenían muy calculado qué hacer al llegar a la escuela y posteriormente, al encontrarse con policías, se mataron el uno al otro'.

Precisó que no se puede descartar ninguna hipótesis, pero que un sargento de la fuerza táctica estaba a 10 metros de ellos y escuchó dos disparos. Uno de los asaltantes, que eliminó al otro, se mató después.

El agresor Taucci Monteiro, que idolatraba portar armas, fue exalumno de la escuela y pudo entrar al centro de enseñanza primaria y media sin mucha dificultad.

Cuando logró atravesar el portón de la escuela se colocó una máscara y junto a su amigo, Luiz Henrique, comenzaron a disparar. Al llegar al departamento de Lenguas, la puerta permanecía cerrada y se percataron que estaban cercados por la Policía. Al no encontrar una salida, ambos decidieron suicidarse.

Un balance provisional de la matanza, emitido por autoridades y la policía, indica que hubo 10 muertes: dos trabajadoras de la escuela, cinco alumnos, el tío de uno de los asesinos y ambos agresores.

Unas 11 personas se reportan heridas, dos de ellas con peligro para sus vidas. Aún se desconocen los motivos y razones que impulsaron a los dos jóvenes perpetrar tales hechos de sangre.

arc/ocs