Privatización y capitalización de empresas, lo que no olvida Bolivia

Privatización y capitalización de empresas, lo que no olvida Bolivia
Por Nara María Romero *
La Paz (Prensa Latina) Mostrar a los jóvenes el daño económico ocasionado a Bolivia por la privatización y capitalización de empresas, es la principal misión encomendada por la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) al senador Rubén Medinaceli para evitar que regrese esa política.

En entrevista con Prensa Latina, Medinaceli, presidente de la Comisión Mixta de Investigación del Proceso de Privatización y Capitalización de empresas estatales, recordó la presentación del informe final a la ALP en enero pasado y la decisión de socializar su contenido a todos los niveles.

Aseguró que fue el encargo más importante, además de preparar las proposiciones acusatorias, sobre la base del análisis jurídico de los casos estudiados, y presentarlos nuevamente a la Asamblea para definir cómo proceder.

Tenemos identificados a los involucrados en esa red de poder que enajenó las empresas bolivianas y recursos naturales, un daño económico que asciende a 21 mil 50 millones de dólares, y serán remitidos también a la Contraloría General del Estado, la Procuraduría, la Fiscalía y el Ministerio de Justicia, comentó.

Precisó que, comparativamente, el Producto Interno Bruto (PIB) boliviano en 2018 fue de 40 mil millones de dólares, y el perjuicio ocasionado por la privatización y capitalización de 157 de las 212 empresas existentes de 1985 a 2005 es un poco más de la mitad.

Sobre las declaraciones del ex vicepresidente Víctor Hugo Cárdenas (1993-1997), de sentirse orgulloso por la capitalización que le permitió a Bolivia seguir viviendo del gas hasta hoy, Medinaceli se mostró sorprendido.

'Yo creo que es el único orgulloso de ese proceso porque inclusive su jefe, el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada, reconoció explícitamente el fracaso económico de la capitalización cuando anunció el decreto del 'impuestazo', porque el país no tenía plata, pues el proceso, tanto de privatización como de capitalización, había fracasado', afirmó.

Resaltó que el 19 de octubre de 1995 Cárdenas firmó, en su condición de presidente interino, el Decreto Supremo 24146 para viabilizar la capitalización del Lloyd Aéreo Boliviano SAM (LAB) a la empresa brasileña VAP.

El perjuicio económico de esa acción fue de más de 54 millones de dólares, de acuerdo con el informe de la comisión de la ALP.

El senador por el Movimiento Al Socialismo (MAS) explicó que durante la gestión de Sánchez de Lozada fueron capitalizadas cinco empresas estratégicas del Estado y privatizadas más de 30.

Es absurdo que Cárdenas, actual candidato presidencial de Unidad Cívica Solidaria (UCS) para las elecciones generales de octubre próximo, sienta orgullo.

'Su proyecto como miembro de la derecha boliviana es retomar la política de la que ahora se siente orgulloso, y si vamos por esa opción sabemos lo que nos espera: privatización de nuestras empresas, crecimiento incalculado de la pobreza en el país. Vemos que eso es lo que él puede ofrecer', destacó.

Por otra parte, el Ministerio de Defensa condecoró el 13 de marzo con la Orden Mariscal Andrés de Santa Cruz en los grados de Comendador y Caballero de Honor, por el aporte a la historia de Bolivia, a diputados y senadores miembros de la Comisión Mixta de Investigación del Proceso de Privatización y Capitalización de empresas estatales.

El titular de esa cartera de Estado, Javier Zavaleta, calificó la investigación como el encargo más importante del Ã'rgano Legislativo desde su creación, no solo por el tiempo, sino porque las pérdidas ocasionadas hubieran aportado al desarrollo de Bolivia.

Zavaleta comentó que las indagaciones abarcaron un periodo de 20 años de la etapa neoliberal del país suramericano, y fueron analizados decretos, leyes, resoluciones y actas con que enajenaron las empresas.

'Son 20 años que vendieron un discurso en el que íbamos a dejar la pobreza, alcanzar el desarrollo y progreso, pero de 1985 a 2005 se vendieron las empresas estratégicas, Bolivia terminó por ser el país más pobre de Sudamérica y segundo del continente americano', afirmó.

UN DEBATE HISTÃ'RICO PARA BOLIVIA

El pleno de la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia debatió 15 y 16 de enero, el informe de conclusión de la Comisión Especial Mixta de Investigación del proceso de privatización y capitalización de las Empresas Públicas del Estado.

Medinaceli, al frente de la comisión, informó que el documento con dos mil 700 páginas dividido en tres tomos confirmó la enajenación realizada por gobiernos neoliberales para favorecer a empresas transnacionales.

Precisó que de 362 empresas nacionales y departamentales enajenadas, 205 fueron capitalizadas, 102 privatizadas y 55 tuvieron dificultad para continuar operando o fueron transferidas.

'Es una investigación de un periodo que tuvo su efecto y tiene todavía su efecto en la vida nacional', aseguró.

Entre las entidades estratégicas que pasaron a privados están Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), las empresas nacionales de Electricidad, Ferrocarriles, Telecomunicaciones, Metalúrgica Vinto y Lloyd Aéreo Boliviano (LAB).

La investigación abarcó las gestiones de Víctor Paz (1985-1989), Jaime Paz (1989-1993), Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997), Hugo Banzer (1997-2001), Jorge Quiroga (2001-2002), segundo mandato de Sánchez de Lozada (2002-2003) y Carlos Mesa (2003-2005).

La entonces presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, recordó las jornadas de constantes movilizaciones en el pasado en contra de la privatización y capitalización.

'Ese fue un periodo neoliberal, para algunos jóvenes es necesario explicitar qué significa eso: en esa época, el Estado tenía un montón de empresas públicas que hoy ya no las tenemos porque existieron 20 años de gobiernos que decidieron regalar nuestras empresas estatales con las cuales se apoyaba al productor', resaltó.

La divulgación del daño ocasionado a Bolivia por la privatización y capitalización de empresas estatales es la misión fundamental de la comisión investigadora del proceso, sobre todo para que las actuales y futuras generaciones elijan qué país quieren.

arb/lp/nmr

*Corresponsal de Prensa Latina en Bolivia.