Oposición boliviana pretende regalarle el país a EE.UU.

Oposición boliviana pretende regalarle el país a EE.UU.
(Por Rosmerys Bernal Piña)
La Paz, 15 abr (Prensa Latina) La oposición boliviana apoya hoy con sus acciones los intentos injerencistas de Estados Unidos para tomar el control del país, opinó el ministro de la presidencia de bolivia, Juan Ramón Quintana.
Recientemente, legisladores de la oposición enviaron una carta al presidente estadounidense, Donald Trump, para evitar la candidatura del líder boliviano en las elecciones generales previstas para octubre.

'Esa carta enviada a Donald Trump es un arma letal contra el pueblo boliviano y va a servir como un instrumento que legitime las operaciones subversivas, encubiertas de EE.UU. contra Bolivia', aseguró Quintana, durante una entrevista en el programa El Pueblo es Noticia, de Bolivia TV.

Según detalló, este país está en la órbita de las operaciones encubiertas de EE.UU. para tratar de destruir el Proceso de Cambio impulsado por el presidente Morales e imponer el modelo norteamericano de gobernabilidad.

Durante el periodo neoliberal, de 1985 a 2005, el costo de la privatización y capitalización de empresas estatales en Bolivia determinó un daño económico superior a los 20 mil millones de dólares, cifra avalada por documentación vigente e información de esa etapa, recordó.

Sin embargo -afirmó-, en la actualidad, el Producto Interno Bruto de este país es de casi 44 mil millones de dólares, con una inversión pública que se traduce en proyectos de desarrollo para la estabilidad, el crecimiento, el empleo, la educación y la salud.

Explicó Quintana que durante los 13 años de gestión presidencial de Morales, la economía boliviana registró un promedio de crecimiento de 4,9 por ciento, lo cual permitió que más de tres millones de personas salieran de la pobreza y se implementaran numerosos programas sociales.

'No hay un proyecto neoliberal que proponga salud universal, protección al ciudadano, inversión pública o a empresas estratégicas del Estado' en beneficio del pueblo, señaló.

El ministro se refirió a la situación en algunos países de la región en los cuales 'se está produciendo un desmantelamiento total de su economía, que golpea a los más pobres y genera más pobreza, sin derechos sociales, afectando las jubilaciones y con un elevado por ciento de niños cercanos a la extrema pobreza'.

Los diputados bolivianos de la oposición -dijo- le piden a Trump que desaparezca la protección y los beneficios sociales (...) y que no se redistribuya la riqueza.

En opinión del ministro de la Presidencia, esos legisladores pretenden vender el país, y esa carta es una anticipación de lo que será el futuro de Bolivia si la derecha vuelve al gobierno.

'Con esta carta están presentando el programa de Gobierno de la derecha antipatria, proimperial, para 2020-2025, que implica un desmantelamiento del Estado Plurinacional, ocupación norteamericana contra el pueblo boliviano y una intervención explicita', agregó.

De esta forma, Bolivia quedará despojada de sus recursos naturales, sin el proceso de nacionalización, empresas estratégicas, ni bonos, apuntó.

Puntualizó que una intervención es la carta blanca para destruir una nación, y precisamente eso es lo que la oposición boliviana le pide al Gobierno estadounidense.

En ese sentido, Quintana llamó al pueblo boliviano a ver las imágenes de los países donde EE.UU. ha intervenido, por ejemplo, Iraq, Libia, Yemen, y que luego asocien la situación en esos lugares con la petición antipatriótica e inconstitucional de los opositores.

Este 11 de abril, el pleno de la Asamblea Legislativa Plurinacional aprobó una declaración que rechaza de manera contundente la intromisión del Senado de Estados Unidos en la política boliviana.

Anteriormente, el Senado de la nación norteña emitió una resolución en la que manifiesta su rechazo a una eventual reelección del líder boliviano, y señala un supuesto debilitamiento del sistema democrático en esta nación del altiplano

El presidente Evo Morales rechazó esa acción injerencista, y por el contrario, llamó a emitir una resolución que impida a su homólogo estadounidense, Donald Trump, violar los derechos humanos, y le exija respetar tanto el derecho internacional como el multilateralismo.

'Además de eso debería instruir que si son humanos levante el bloqueo económico a Cuba, respeten todas las resoluciones de las Naciones Unidas y no estar interviniendo' en asuntos internos de otros Estados, afirmó el mandatario a la Agencia Boliviana de Información.

Asimismo, invitó al Senado estadounidense a presenciar las elecciones en octubre, pues aseguró que 'el pueblo boliviano les puede enseñar cómo toma decisiones con dignidad y soberanía', escribió Morales en su cuenta en Twitter.

agp/rbp