Pueblos indígenas en Venezuela, resistencia y lucha

(Por Ibis Frade *)
Naciones Unidas, (Prensa Latina) Los pueblos y comunidades indígenas en Venezuela conocen de resistencia y lucha, y con ese arsenal asumen varios proyectos para apoyar el desarrollo del país en medio de las dificultades ocasionadas por las sanciones de Estados Unidos.

Así expresó la ministra venezolana para los Pueblos Indígenas, Aloha Núñez, en una entrevista exclusiva con Prensa Latina, en la cual se refirió a los desafíos de esas comunidades en medio de este complejo escenario.

Muchos de los logros alcanzados por las poblaciones originarias gracias al proyecto socialista en Venezuela, ahora son golpeados por el bloqueo y las sanciones norteamericanas, señaló.

Antes, en cualquier centro ambulatorio dentro de la comunidad podíamos contar con todas las vacunas de forma gratuita, pero ahora es mucho más complicado, detalló.

Debido al bloqueo económico y financiero y las sanciones de Washington, Venezuela no tiene acceso a muchos medicamentos, ni posee la misma capacidad de compra, recalcó la ministra.

Las medidas unilaterales también tienen un impacto en el financiamiento de los proyectos en las comunidades indígenas, las iniciativas productivas y otros para la ejecución de viviendas, construcción de vialidades... y todo esto se ha visto frenado, lamentó.

Por ello, añadió, debemos priorizar áreas como las de salud, educación y alimentación, añadió.

Quienes se ven afectadas con mayor fuerza son las comunidades más vulnerables, y todo debido al bloqueo de Estados Unidos: no son medidas que atacan a una persona como ellos pretenden manifestar, puntualizó Núñez, porque en realidad atentan contra los derechos humanos de todos los venezolanos.

Para hacer frente a esos problemas, observó, las comunidades indígenas desarrollan proyectos en el ámbito productivo a fin de potenciar el cultivo de alimentos.

En ese sentido, se refirió a la necesidad de trascender de una producción local, comunitaria o familiar, a una que pueda ayudar y aportar a la soberanía alimentaria de Venezuela.

Todo esto tomando en cuenta los conocimientos tradicionales y los alimentos de los indígenas, para así aportar a la nación, subrayó la titular, quien pertenece al Pueblo Wayúu.

Venezuela, debido a la explotación petrolera que ha existido por más de 100 años, descuidó otras actividades, recordó, y esta situación de bloqueo nos lleva a reencontrarnos con las actividades en el campo, que los indígenas nunca abandonaron.

Este año, en el marco del nuevo período presidencial, se aprobó un plan con grandes objetivos para las comunidades indígenas, que espero podamos lograr a pesar del bloqueo económico, indicó.

Tenemos grandes proyectos en el ámbito productivo, especialmente dirigidos a potenciar la producción en las comunidades y lograr los conglomerados (especie de cooperativas) indígenas, expuso.

La ministra se refirió a cómo en los inicios de la Revolución bolivariana, las principales demandas de esos pueblos radicaban en el reconocimiento y la aplicación de la educación intercultural bilingüe.

'Pero ya cuando llevamos 20 años, podemos evaluar lo logrado y qué podemos hacer mejor'.

En ese sentido, enfatizó en que la educación intercultural bilingüe no debe estar solamente destinada a los pueblos indígenas, sino también a toda la sociedad y calificó esto como uno de los desafíos de cara al 2025.

Otro tema sumamente importante es seguir trabajando en el reconocimiento y titularidad de los pueblos y comunidades indígenas, consideró.

Pero la entrega de títulos de tierras colectivas a esas poblaciones es un proceso arduo porque no es una decisión unilateral que toma el Estado, sino que depende de la discusión y el trabajo en conjunto entre los pueblos y el Gobierno, recalcó.

PARTICIPACIÃ'N Y VISIBILIDAD

En Venezuela existen 43 pueblos indígenas, según el censo del 2011, representamos 2,7 por ciento de la población, es decir, somos unos 725 mil habitantes y puede que en esta fecha alcancemos cerca de un millón, apuntó la ministra.

Además, se cuenta con una Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas, y hay un capítulo especial para ellos dentro de la Carta Magna. Incluso, en el preámbulo de la Constitución, se establece el país como una sociedad multiétnica y pluricultural.

Asimismo, continuó, hay aproximadamente 36 idiomas originarios que se mantienen, y ahora se impulsa un proceso de rescate y fortalecimiento en este Año Internacional de las Lenguas Indígenas.

Por ejemplo, se trabaja en el ámbito de la educación multicultural bilingüe, y existen una serie de cartillas en lenguas indígenas que nos permiten llevar a los niños los principales conocimientos en sus idiomas maternos originarios.

Esto no va solamente dirigido a la población indígena, insistió, sino a cualquier otra, porque es necesario concientizar a todos los venezolanos y lograr la verdadera descolonización, que cada quien se sienta involucrado.

Así como en cualquier escuela se da francés o inglés, también se puedan dar clases de wayúu, pemón, warao... o cualquier otro. Por ello es sumamente importante el lanzamiento de esas cartillas, subrayó.

Gracias la Revolución bolivariana, destacó, los pueblos indígenas venezolanos han tenido una gran participación, y visibilidad.

También elogió la colaboración de los médicos cubanos del programa Barrio Adentro, que están en las zonas más alejadas y así muchas de las comunidades indígenas tuvieron -por primera vez- acceso gratuito a esos servicios.

Las comunidades indígenas están en las zonas más alejadas, en toda la línea fronteriza prácticamente y hasta allí llegó la misión de salud en el marco del convenio de colaboración Cuba-Venezuela, resaltó.

El acceso a la educación -en sus diferentes niveles de enseñanza, incluida la universitaria- y a los programas de distribución de alimentos fueron otros de los logros mencionados por la ministra venezolana que asiste a la 18 sesión del Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas, el cual tiene lugar del 22 de abril al 3 de mayo.

Pero todos esos avances se ven afectados en la actualidad pues Washington ejerce desde hace tiempo presión sobre el sector financiero y los bancos privados para que rechacen trabajar con Venezuela, así sea para adquirir medicamentos o comida.

Los pueblos indígenas de América Latina y el Caribe vivimos por más de 500 años en la opresión, el abandono, sufrimos un exterminio masivo y no pudieron con nosotros, rememoró Núñez.

Sabemos de resistencia y lucha, y sabemos cuál es el lado justo de la historia, aseguró.

arb/ifb

*Corresponsal de Prensa Latina en Naciones Unidas.