Los hilos que mueven las elecciones panameñas

Los hilos que mueven las elecciones panameñas
(Por Osvaldo Rodríguez Martínez *)
Panamá, (Prensa Latina) En el sprint final de la campaña para las elecciones generales panameñas del 5 de mayo, algunas decisiones aún pudieran cambiar el resultado a manos de los indecisos, aunque las opiniones se inclinan a que las maquinarias partidistas tradicionales conseguirían imponerse.
A esta conclusión llegaron varios analistas locales, después de escuchar una vez más a los siete candidatos presidenciales en un programa especial del canal Telemetro, donde respondieron varias preguntas, algunas de ellas manidas en sus apariciones públicas.

El Partido Revolucionario Democrático (PRD), con su candidato Laurentino Cortizo a la cabeza, durante la contienda fue explícito en su programa de gobierno de 120 puntos, se empleó a fondo en reiterar el concepto de unidad y mostrar compactas masas de simpatizantes vitoreando a sus aspirantes.

Ese estilo de mensajes fue sin matices según el sociólogo Danilo Toro, porque no se dedicaron a defenderse o atacar, motivado a juicio del analista por una cierta seguridad en el triunfo; mientras, la abogada Mariela Ledezma vio en esa conducta el 'músculo' de un partido fuerte que unió sus bases.

Tal vez el PRD se encuentra en una situación similar a la que en 1994 llevó a Ernesto Pérez Balladares a la silla presidencial, apoyado en una agrupación política sin fisuras visibles, consideró por su parte Annett Planells, integrante de la organización social Movin.

En la historia de contiendas anteriores está el voto de quienes no se afiliaron a los partidos, pero en varios momentos se volcaron al apoyo del algún candidato partidista, lo que a criterio de Planells volvería a ocurrir, porque las propuestas de los aspirantes por la libre postulación no atraen de forma masiva a ese sector.

Cortizo va primero en todas las encuestas, cuyo cuestionamiento generalizado apunta al margen de intención de votos entre candidatos y no al orden en sí, lo que impide un pronóstico realista cuando restan pocos días para el sufragio.

Un elemento no tomado en cuenta en los análisis y que podría favorecer a los aspirantes presidenciales de los tres grandes partidos tradicionales, es el hecho de que sus alianzas le otorgan dos casillas per cápita en la boleta electoral, además de mayor subsidio oficial y del tope de donaciones privadas.

En todos los casos buscaron unirse con agrupaciones pequeñas: PRD- Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (Molirena), Panameñismo (oficialista)-Partido Popular y Cambio Democrático (CD)-Alianza.

LA SOMBRA DE RICARDO MARTINELLI

Controvertido resulta para Rómulo Roux, del CD, los efectos del apoyo a última hora del expresidente Ricardo Martinelli y la impugnación de este a sus pretensiones de la alcaldía capitalina y una curul en la Asamblea Nacional, pues a juicio de Toro, pudiera tener beneficios y rechazos en la votación.

El candidato lograría sumar boletas de quienes respaldan al exgobernante y creen en el concepto de victimización de quien está detenido en una cárcel sometido a juicio penal; pero con la misma fuerza perdería el sufragio de aquellos quienes consideran al expresidente culpable de los delitos imputados.

Los contenidos de los mensajes propagandísticos para ambas tendencias harían la diferencia en el balance -opinó el experto-, aunque está en la mente de muchos electores los malos recuerdos de la era Martinelli, y 'en política no hay nada que mueva más a la gente que el miedo'.

Se repetiría entonces el escenario de las elecciones de 2014, cuando el candidato del CD, José Domingo Arias, se vio ensombrecido por el entonces presidente quien era la figura visible, y 'estamos viviendo la redición de la misma telenovela', opinó.

Al referirse a la impugnación, Ledezma señaló que independiente del efecto, el país gana porque está urgido de posturas institucionales y consideró que, en el fondo, los propios simpatizantes del CD saben que hicieron un buen esfuerzo para hacer desaparecer reglas, pero el Tribunal Electoral validó los requisitos.

'A nosotros (como país) nos hacía falta esto, porque no era justo mover el engranaje internacional para traer a Ricardo Martinelli (extraditado) a Panamá y después restregarle al mundo que hicimos todo eso para dejarlo correr (aspirar) en unas elecciones', expresó.

EL OFICIALISMO HACE SU ESFUERZO Y EL FAD TAMBIÉN

El actual alcalde capitalino José Isabel Blandón, del oficialista Partido Panameñista, hace malabares por intentar despojarse de la pesada carga de un gobierno que termina su gestión con un rechazo abrumador y distanciarse de la cúpula partidista, en manos de José Luis Varela, hermano del actual presidente.

Los mejores esfuerzos del candidato al Palacio de las Garzas (Presidencial) se encaminaron a mostrar un programa para solucionar los principales problemas del país, con énfasis en la seguridad, educación, salud y la economía, lo que respaldó con su reconocido trabajo en el municipio capital.

Algunos tropiezos intermedios afectaron su imagen, como el rechazo a la comunidad homosexual y al matrimonio igualitario, después de encabezar marchas de esos grupos por sus reivindicaciones. Esta acción tuvo el objetivo de buscar el voto del sector evangélico en una alianza con el mismo.

No obstante, los analistas consideraron que el escenario más importante para Blandón será el control del partido cuando las elecciones concluyan, porque el actual mandatario Varela expresó sus intenciones de volver a liderarlo.

El otro partido contendiente es el Frente Amplio por la Democracia (FAD) el cual ha sido 'explícito, congruente, coherente, no ha habido desviación, no ha habido distracción, no apostaron a mover su campaña por razones de encuestas', expresó Toro, el cual valoró que esa fuerza obtendrá su triunfo si logra la mitad del voto de su base sindical.

A la pregunta del conductor, Álvaro Alvarado, de si hacen un planteamiento ideológico, la respuesta afirmativa a coro reconoció que no tuvo giros significativos con relación al planteamiento tradicional de la agrupación política, la única de izquierda, y sus bases sindicales.

Aunque los analistas coincidieron en esa valoración, reconocieron que el lenguaje del FAD se 'suavizó' con relación a las posiciones habituales de los sindicalistas en cuestionamientos a la empresa privada y la oligarquía nacional, dijo Planells.

LOS 'INDEPENDIENTES' CAPITALIZAN EL DESCONTENTO

Desde que en las elecciones de 2014 el profesor universitario Juan Jované intentó disputar la presidencia a los partidos y la abogada Ana Matilde Gómez logró la única curul parlamentaria por la libre postulación, se abrió un camino para esa vía, que en la presente contienda dispersó la oferta y el voto con peligros para la partidocracia.

La propia Gómez esta vez intenta llegar al Palacio de las Garzas en jornadas puerta a puerta, con muchos argumentos, pero con pobres recursos financieros que la respalden, en un escenario donde la publicidad tiene el predominio de multimillonarios respaldos.

En lo que Ledezma denominó 'el (Jair) Bolsonaro' panameño, el poderoso empresario Marco Ameglio, pretendió irrumpir en la escena con un discurso de ultraderecha, apoyado en frases agresivas de odio, cuyo fracaso muestran las encuestas que le otorgan el último lugar en preferencia de voto.

Por último está lo que algunos llaman el 'fenómeno (Ricardo) Lombana', quien desde la libre postulación trepó a planos estelares con augurios de que puede estar en la pelea final por la presidencia, con una campaña donde logró como ningún otro capitalizar el descontento popular por múltiples problemas sociales.

Desde posiciones de derecha, como él reconoce, se apropió de un discurso de izquierda marcado por lo que algunos llaman 'antisistema', aunque en el fondo propone solucionar los problemas sin mencionar cómo atacar sus causas, ni afectar a los causantes.

Mientras este ambiente, que denominan acá 'fiesta democrática', intenta convencer al electorado de su protagonismo para cambiar al país, continúan los graves problemas nacionales acumulados desde escenarios similares anteriores y las esperanzas compradas por candidatos; pero los panameños sueñan otra vez que las elecciones transformarán su futuro inmediato.

arb/orm

*Corresponsal de Prensa Latina en Panamá.