Acusa exministro sudafricano a Jacob Zuma por difamación

Pretoria, 13 ago (Prensa Latina) El exministro de Turismo Derek Hanekom acusó hoy ante los tribunales al expresidente sudafricano Jacob Zuma de difamación, por señalarlo como un presunto espía al servicio del entonces régimen del apartheid.

Hanekom, un veterano luchador contra el gobierno de minoría blanca y miembro del Comité Ejecutivo del gobernante Congreso Nacional Africano (ANC), que ha ocupado varios cargos de ministro desde la llegada de la democracia en Sudáfrica en 1994, expresó que los pronunciamientos de Zuma en su contra han dañado su reputación y proseguirán ese curso si no son enfrentados.

La demanda contra Zuma reclama una compensación de 500 mil rands, unos 35 mil dólares.

El pasado mes salió a la luz pública que Hanekon había tratado con representantes del opositor partido Luchadores por la Independencia Económica (EFF) el tema de la posible adopción por el Parlamento Nacional de un voto de desconfianza contra Zuma, quien finalmente renunció el 14 de febrero de 2018 en medio de protestas y presiones por alegado vínculo con la casos de corrupción.

Al comentar el asunto, Zuma dijo a la prensa que no le sorprendían las revelaciones sobre esos contactos porque 'Derek Hanekom es un conocido agente del enemigo'.

En esa misma cuerda, Zuma denunció a otros dos dirigentes durante una comparecencia el 15 de julio último ante la comisión anticorrupción que encabeza el juez Raymond Zondo, vicepresidente del Tribunal Supremo de Sudáfrica.

Ellos fueron el exlíder del ANC y reconocido luchador contra el régimen del apartheid, el exministro de Servicio Público y Administración Ngoako Ramatlhodi, y el general Siphiwe Nyanda, jefe de las Fuerzas de Defensa Nacional de 1998 a 2005 y ministro de Comunicaciones de 2009 a 2010.

Zuma dijo que Ramaolhodi era espía del régimen de segregación racial y que Nyanda había tenido vínculos con los sevicios de inteligencia del apartheid.

El caso presentado hoy ante las cortes por el exministro de Turismo se une a otros numerosos litigios surgidos en semanas recientes, cuando dirigentes sudafricanos han acudido ante la justicia para dilucidar denuncias en su contra, casi todas por parte del Protectorado Público.

El más relevante está vinculado con el presidente Cyril Ramaphosa, denunciado por la protectora Busisiwe Mkhwebane por haber violado supuestamente el Código de Ética del Ejecutivo.

Ramaphosa decidió llevar el caso ante la corte en busca de una fuente imparcial que juzgue los pronunciamientos de la Protectora, quien ha tenido poca suerte ante los tribunales en otros litigios en que ha sido derrotada.

tgj/ir