Cantos y honores para Fidel Castro en Sudáfrica

Texto y fotos: Ilsa Rodríguez Santana  Pretoria, 13 ago (Prensa Latina) Funcionarios gubernamentales, políticos, representantes de sindicatos y organizaciones sociales junto a diplomáticos acreditados en Sudáfrica celebraron hoy con cantos y vivas el 93 aniversario del natalicio del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro.  El acto tuvo como sede la conocida como Cosatu House, donde radica el Congreso de los Sindicatos de Sudáfrica en la ciudad de Johannesburgo y contó con numerosos activistas que promueven la solidaridad con la isla caribeña y aprecian el respaldo de Fidel y su Revolución a la lucha de este pueblo para eliminar el régimen del apartheid. Cantos y vivas dieron inicio a esta actividad que contó con discursos del viceministro de Relaciones Exteriores y Cooperación, Alvin Botes, el segundo secretario del Partido Comunista de Sudáfrica, Chris Matlhako, así como representantes de Cosatu y la Liga Juvenil Comunista, junto a diplomáticos de Cuba, Venezuela, Irán, Palestina y República Árabe Saharaui. El embajador de Cuba en Sudáfrica, Rodolfo Benítez, habló de la vida de Fidel Castro, de su proyección internacional y de las agresiones constantes de Estados Unidos contra la isla desde el triunfo revolucionario del 1 de enero de 1959, y que se reflejaron hace 60 años en el establecimiento de un bloqueo económico, comercial y financiero contra su país.  El diplomático agradeció la solidaridad de Sudáfrica con Cuba, y recabó todo el apoyo posible en momentos en que la administración estadounidense del presidente Donald Trump recrudece su hostilidad con la aplicación plena de la ley Helms Burton.  Aclaró, no obstante, que Trump no logrará doblegar a su pueblo, como no lo consiguieron las 11 administraciones que lo precedieron. El veterano dirigente comunista Matlhako, por su parte, recordó que los lazos de Sudáfrica con Cuba se remontan mucho antes del establecimiento de relaciones diplomáticas hace 25 años y recordó que en la década de 1960 llegaron a la isla los primeros combatientes del Umkhonto we Sizwe (brazo armado del ANC durante la lucha) y otros muchos que cursaron estudios. La actividad concluyó con una intervención del vicecanciller Botes, quien ofreció una panorámica de los problemas más acuciantes del mundo actual y abordó las agresiones de Estados Unidos contra Cuba y Venezuela, y la promoción de la inestabilidad en Nicaragua.  A juicio del funcionario, quien reconoció y agradeció el respaldo de La Habana al movimiento antiapartheid en Sudáfrica, la lucha de Cuba es una inspiración.  Botes señaló que los vínculos entre los dos países se remontan a 1962, cuando Nelson Mandela viajó a Argelia y encontró que allí había cubanos que brindaban apoyo a la lucha por la independencia de esa nación del norte de África.  Los participantes también expresaron solidaridad con Venezuela y de condena al bloqueo decretado en su contra por Estados Unidos, criticaron las medidas y sanciones contra Irán y destacaron la importancia de conseguir un arreglo negociado a la situación del pueblo palestino y alcanzar la independencia de la República Árabe Saharaui, último enclave colonial en el continente africano.  jf/ir
Cantos y honores para Fidel Castro en Sudáfrica Cantos y honores para Fidel Castro en Sudáfrica Cantos y honores para Fidel Castro en Sudáfrica
(Texto y fotos: Ilsa Rodríguez Santana)
Pretoria, 13 ago (Prensa Latina) Funcionarios gubernamentales, políticos, representantes de sindicatos y organizaciones sociales junto a diplomáticos acreditados en Sudáfrica celebraron hoy con cantos y vivas el 93 aniversario del natalicio del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro.
El acto tuvo como sede la conocida como Cosatu House, donde radica el Congreso de los Sindicatos de Sudáfrica en la ciudad de Johannesburgo y contó con numerosos activistas que promueven la solidaridad con la isla caribeña y aprecian el respaldo de Fidel y su Revolución a la lucha de este pueblo para eliminar el régimen del apartheid.
 
Cantos y vivas dieron inicio a esta actividad que contó con discursos del viceministro de Relaciones Exteriores y Cooperación, Alvin Botes, el segundo secretario del Partido Comunista de Sudáfrica, Chris Matlhako, así como representantes de Cosatu y la Liga Juvenil Comunista, junto a diplomáticos de Cuba, Venezuela, Irán, Palestina y República Árabe Saharaui.
 
El embajador de Cuba en Sudáfrica, Rodolfo Benítez, habló de la vida de Fidel Castro, de su proyección internacional y de las agresiones constantes de Estados Unidos contra la isla desde el triunfo revolucionario del 1 de enero de 1959, y que se reflejaron hace 60 años en el establecimiento de un bloqueo económico, comercial y financiero contra su país.

El diplomático agradeció la solidaridad de Sudáfrica con Cuba, y recabó todo el apoyo posible en momentos en que la administración estadounidense del presidente Donald Trump recrudece su hostilidad con la aplicación plena de la ley Helms Burton.

Aclaró, no obstante, que Trump no logrará doblegar a su pueblo, como no lo consiguieron las 11 administraciones que lo precedieron.
 
El veterano dirigente comunista Matlhako, por su parte, recordó que los lazos de Sudáfrica con Cuba se remontan mucho antes del establecimiento de relaciones diplomáticas hace 25 años y recordó que en la década de 1960 llegaron a la isla los primeros combatientes del Umkhonto we Sizwe (brazo armado del ANC durante la lucha) y otros muchos que cursaron estudios.
 
La actividad concluyó con una intervención del vicecanciller Botes, quien ofreció una panorámica de los problemas más acuciantes del mundo actual y abordó las agresiones de Estados Unidos contra Cuba y Venezuela, y la promoción de la inestabilidad en Nicaragua.

A juicio del funcionario, quien reconoció y agradeció el respaldo de La Habana al movimiento antiapartheid en Sudáfrica, la lucha de Cuba es una inspiración.

Botes señaló que los vínculos entre los dos países se remontan a 1962, cuando Nelson Mandela viajó a Argelia y encontró que allí había cubanos que brindaban apoyo a la lucha por la independencia de esa nación del norte de África.

Los participantes también expresaron solidaridad con Venezuela y de condena al bloqueo decretado en su contra por Estados Unidos, criticaron las medidas y sanciones contra Irán y destacaron la importancia de conseguir un arreglo negociado a la situación del pueblo palestino y alcanzar la independencia de la República Árabe Saharaui, último enclave colonial en el continente africano.

jf/ir