Mayoría de adultos mayores colombianos con dificultades económicas

Mayoría de adultos mayores colombianos con dificultades económicas
Bogotá, 8 oct (Prensa Latina) El 72,6 por ciento de los adultos mayores en Colombia debe sostenerse hoy por medio de la indigencia o vivir con poca autonomía, dependiendo de sus familiares, amigos u otras ayudas.
Así lo mostró el XII Informe Nacional de Trabajo Decente presentado por la Escuela Nacional Sindical (ENS), en el cual se precisa que solo 27 de cada 100 de esas personas tiene la tranquilidad de una pensión en el país.

Hay una precariedad en la protección a los adultos mayores y a las personas que ya cumplieron edad para disfrutar de la pensión, lo que significa que el sistema colombiano no pensiona, no ampara, no garantiza el derecho a la pensión', apuntó Alberto Orgulloso, director de la ENS, citado por el medio local Blu Radio.

La solución propuesta en el informe es la creación de una Política Pública de Trabajo Decente y de Políticas públicas de protección social.

La Procuraduría General de la Nación en Colombia solicitó recientemente la adopción de medidas urgentes para la protección integral de más de 5,8 millones de adultos mayores, a quienes no les están garantizando sus derechos.

En carta enviada a la ministra de Trabajo, Alicia Arango, el ente de control señaló que es indispensable que se adelanten acciones frente al funcionamiento del Programa de Beneficios Económicos Periódicos (BEPS) de la entidad Colpensiones, y advirtió que podría no ser viable ni sostenible a futuro.

Alertó que el programa, que busca ayudar económicamente a más de 582 mil adultos mayores que cumplieron con la edad de jubilación, pero no los requisitos de semanas o ahorro para lograr la pensión, solo ha beneficiado a 12 mil 586 personas.

Según la Procuraduría, las cifras resultan alarmantes, existe una baja cobertura, barreras de acceso, un alto costo de inversión que no está directamente relacionado con el beneficio o impacto positivo para los adultos mayores, y no se evidencia un plan a futuro que pueda contribuir a su bienestar.

Por ello, señaló que es necesario atender las realidades sociales de los más vulnerables y revisar las políticas de funcionamiento del Programa BEPS para garantizar los derechos de esa población.

Asimismo, considera necesario establecer actividades que garanticen que los jubilados tengan acceso a los servicios sociales que ofrecen las cajas de compensación familiar, y que puedan disfrutar los programas educativos, culturales y recreativos que por ley deben brindar a los adultos mayores.

La Procuraduría solicitó al Ministerio de Salud y Protección Social la implementación, monitoreo y evaluación urgente de estrategias que garanticen la protección de esos seres humanos.

Para el ente de control es indispensable que se realicen guías técnicas de promoción de la humanización, convivencia e integración social dirigidas a la prevención y protección de los adultos mayores en temas de abandono, violencia y vulneración de sus derechos.

mem/mfb