Evo rememora represión de 2003 conocida como Guerra del Gas

Evo rememora represión de 2003 conocida como Guerra del Gas
'Como hoy, 2003, prófugo Sánchez Berzaín dirigió represión militar que causó 26 de las más de 60 muertes de la masacre en El Alto', escribió el mandatario en su cuenta oficial de la red social Twitter @evoespueblo.

Una insurrección campesino-popular en 2003, que rechazaba la venta de gas a Estados Unidos, a través de puertos chilenos, fue violentamente reprimida por las fuerzas policiales y militares, acción que iniciaría la llamada Guerra del Gas.

Ese hecho, que terminó el 17 de octubre de 2003 con la huida del expresidente boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada y de Sánchez Berzaín hacia Estados Unidos, tuvo sus jornadas más violentas en la ciudad de El Alto, aledaña a La Paz, entre el 11 y 17 de octubre.

Morales criticó además la postura de Berzaín en la Guerra del Gas y del gobierno estadounidense por protegerlo.

En otro tuit, el jefe de Estado resaltó que: protegido por Estados Unidos, Sánchez Berzaín conspira con Almagro y acusa al actual gobierno boliviano de régimen, en coro con neoliberales y herederos de la dictadura.

'Genocidas del pueblo, hoy se presentan como defensores de democracia. Al protegerlos, Estados Unidos actúa como cómplice de delitos de lesa humanidad', apuntó Evo en otro mensaje en Twitter.

Con el objetivo de devolver al pueblo boliviano el poder sobre sus recursos naturales, el Gobierno de Evo Morales nacionalizó en 2006 los hidrocarburos y con ello la empresa más importante del sector, Yacimientos Petrolíferos Fiscales.

El ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, destacó recientemente que en 2005 Bolivia producía 30 millones de metros cúbicos de gas y actualmente se obtienen 60 millones.

'Después de la nacionalización, 3,5 millones de bolivianos cuentan con gas a domicilio frente a las menos de 50 mil familias que podían acceder a ese servicio antes de 2006', apuntó.

Además la renta petrolera en 11 años alcanzó un monto de 34 mil 122 millones de dólares y las inversiones en los hidrocarburos sumaron más de 13 millones de dólares, lo cual contribuyó a dinamizar la economía nacional.

ocs/cdg