Empresarios bolivianos evaluarán tarifas de puerto peruano de Ilo

Empresarios bolivianos evaluarán tarifas de puerto peruano de Ilo
La delegación está integrada por funcionarios de las cámaras de Transporte, de Comercio y Servicios, de Pequeña Industria y Artesanía, Despachantes de Aduanas y miembros de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, según informa el diario Cambio.

El presidente de la Federación de Empresarios Privados de Cochabamba, Javier Bellot, indicó que la visita al puerto tiene entre sus metas consolidar alianzas a fin de dinamizar el comercio exterior y las rutas alternativas para la carga boliviana.

Explicó que se realizará un reconocimiento de la zona para garantizar las condiciones logísticas para la exportación.

Además analizarán la posibilidad de abrir una oficina de la Administración de Servicios Portuarios-Bolivia (ASP-B) en la terminal portuaria de Perú, con la finalidad de facilitar el movimiento de mercancías bolivianas en tránsito.

Recientemente el primer vicepresidente de Perú, Martín Vizcarra, declaró que el Gobierno y las empresas bolivianas también podrán invertir en el mejoramiento de la infraestructura del puerto peruano de Ilo, que se perfila como alternativa para la exportación de mercancías de esta nación ante la falta de litoral.

Durante el III Gabinete Binacional Bolivia-Perú que tuvo lugar el 1 de octubre en Lima y presidido por los mandatarios Pedro Pablo Kuczynski y Evo Morales, Vizcarra informó que su país trabaja actualmente en pos de conceder por su territorio un régimen de libre tránsito de mercaderías a la vecina nación.

Bolivia firmó en mayo un convenio con Perú para la salida de parte de sus mercancías a través de dicho puerto.

La Administración de Servicios Portuarios (ASPB) y la Empresa Nacional de Puertos (Enapu), de Perú, rubricaron el acuerdo, en virtud del cual Bolivia podrá redireccionar 60 mil toneladas de carga por esa terminal marítima en el Pacífico.

Actualmente el puerto de Arica en Chile moviliza el 84 por ciento del comercio exterior boliviano, que el año pasado fue de unos tres mil millones de dólares.

ocs/cdg