Demanda penal en Bolivia contra exfuncionario de embajada de EE.UU.

Demanda penal en Bolivia contra exfuncionario de embajada de EE.UU.
La Paz, 8 nov (Prensa Latina) Un proceso penal contra Julio Enrique Pereira Sánchez, exfuncionario de la embajada de Estados Unidos en Bolivia, por un ataque a su vivienda, inició la ministra de Salud, Gabriela Montaño, según confirmó hoy.
'La semana pasada presentamos ante la Fiscalía una denuncia por acoso porque las fotografías de mi domicilio particular habían sido publicadas en grupos y redes de gente de la oposición convocando a atacar mi casa', declaró la titular a la Red Patria Nueva.

Montaño indicó que a través de un requerimiento de la Fiscalía se accedió a la información de que el propietario de la cuenta celular desde la que se incitó a generar violencia contra su domicilio era Julio Enrique Pereira Sánchez.

Describió que este individuo era sobrino del expresidente prófugo en Estados Unidos Gonzalo Sánchez de Lozada, hermano de un exministro de la administración de Carlos Mesa (2003-2005) y funcionario de la embajada de Estados Unidos en Bolivia hasta febrero del año en curso.

Según Montaño, Pereira convocó a partidarios de los grupos opositores al gobierno del mandatario Evo Morales a realizar actos violentos contra su residencia, los cuales se ejecutaron la noche del 5 de noviembre entre las 21:00 y las 22:30 hora local.

Esas acciones derivaron en la destrucción de vidrios, el derramamiento de pintura en el frontis de la vivienda y su empapelamiento con la carta que el dirigente opositor cruceño bajo la denominación de cívico, Fernando Camacho, pretende entregar al jefe de Estado con la exigencia de su renuncia.

Recalcó la ministra que esas acciones realizadas con el pretexto de defender la democracia demuestran la falsedad de los opositores cuando expresan que sus protestas son pacíficas mientras de manera permanente recurren a la violencia.

La titular criticó también el intento de toma de las instalaciones del Ministerio de Salud por médicos opositores y estudiantes de la Universidad Mayor de San Andrés, incidente que afectó a alumnos del colegio Don Bosco por los gases lacrimógenos empleados para dispersar a los agresores.

Esta confrontación provocó la destrucción de vidrios, otros destrozos, la retención de varias personas que realizaban trámites en esa sede ministerial y la pintura de la fachada del edificio.

Montaño también se refirió a la firmeza y convicción de la alcaldesa del municipio cochabambino de Vinto, Patricia Arce, secuestrada ayer, vejada y humillada en la vía pública por una tropa de choque de la oposición en represalia por su militancia en el Movimiento al Socialismo.

Al expresarle su solidaridad, Montaño calificó a Arce de un ejemplo para todos pues en momentos en que sus torturadores la amenazaban de muerte ella no se doblegó.

lb/jpm