Renuncia de Evo Morales, parteaguas para Bolivia

Renuncia de Evo Morales, parteaguas para Bolivia
(Por Jorge Petinaud)
La Paz, 11 nov (Prensa Latina) Tras la renuncia presentada por presidente de Bolivia, Evo Morales, este país suramericano inicia hoy una nueva etapa con el reto de igualar envidiables conquistas políticas, económicas y sociales.
'Estamos dejando a Bolivia con soberanía e independencia del Estado, estamos dejando a Bolivia con dignidad y la identidad del propio boliviano, estamos dejando a Bolivia con muchas conquistas sociales universalizadas', expresó el mandatario.

En ese sentido, Morales enumeró la Renta Dignidad para los ancianos, el subsidio para las madres lactantes, la universalización del agua potable, la luz eléctrica, las telecomunicaciones y el inicio de un seguro único que permitiría el acceso gratuito de todos a una atención médica de calidad.

Al denunciar el golpe de Estado en su contra, el hasta ahora mandatario boliviano señaló que renunciba para evitar derramamientos de sangre, que sus correligionarios en el Movimiento al Socialismo y mucha gente por su condición de humildes e indígenas sufrieran más represalias por parte de los grupos de vandálicos de la oposición.

'Saben muy bien todos los bolivianos y todas las bolivianas cómo era antes Bolivia, y ahora cómo estamos', acotó.

Lamentó que por intereses creados algunos grupos conspiren con mentiras contra el pueblo, y consideró que en el futuro algunos movimientos sociales tendrán que revisar su pasado, y el daño que hoy le causan a la nación.

En referencia a su condición de clase, el líder político de origen aymara evocó su procedencia humilde, y comentó que por venir de la pobreza vive pensando en que nunca más haya pobreza.

Sobre ese particular, resaltó que en sus casi 14 años de gobierno, la extrema pobreza pasó de 38 por ciento a 15 puntos porcentuales, 'algo histórico no solamente para los bolivianos sino también para los organismos internacionales'.

'Gracias a ese pueblo -declaró- hemos demostrado que por siete años Bolivia logró ser el primero por su crecimiento económico en Suramérica'.

Calificó de lindas metas los planes del depuesto gobierno del Movimiento Al Socialismo para 2020-2025, etapa en que de la nacionalización de los recursos naturales pretendían pasar a la industrialización con la Agenda del Bicentenario.

'Lamento mucho que no quieren que Bolivia siga creciendo económicamente -criticó-, y lo peor, quiero que sepan, mi pecado es ser dirigente sindical, es ser indígena, mi pecado es tal vez ser cocalero, que grupos intentaron condenar'.

En su intervención, Morales aclaró que renunciaba junto con el vicepresidente, Álvaro García Linera, para que sus hermanas indígenas que visten de pollera en Cochabamba no sigan siendo pateadas.

'Ahora pueden estar satisfechos, (Carlos) Mesa y (Fernando) Camacho, y que dejen de patear, querían que renuncie y renuncié por ellas, familias pobres, humilladas. Pueden estar satisfechos, no queremos que haya enfrentamientos'.

Morales eplicó que incluso se decidio renunciar a la vitoria electoral del pasado 20 de octubre para el bien de Bolivia y censuró la actitud de los cuerpos policiales sublevados.

Destacó que ministros, alcaldes y gobernadores dimitieron solo por salvar a familiares que fueron golpeados o tomados como rehenes.

En relación con su futuro, Morales dijo que volvía a la zona del trópico de Cochabamba para estar con sus compañeros de base, y reiteró que renunciaba para que Mesa y Camacho no sigan haciendo patear y quemar las casas de sus hermanos y hermanas.

Morales se dirigió a la comunidad internacional, Naciones Unidas, Organización de Estados Americanos (OEA), embajadores y les reclamó que digan la verdad sobre este golpe de Estado.

'Si pasa algo con Evo y Álvaro va a ser responsabilidad de Mesa y de Camacho', advirtió enfáticamente.

Respecto a la OEA, dijo que la comisión encargada de realizar la auditoría sobre el cómputo definitivo de los votos tomó una decisión política, porque si hubiera procedido de manera jurídica y técnica quedaría clara su victoria en la primera vuelta.

Morales sostuvo que con su renuncia no termina la vida porque la lucha sigue, y ratificó su convicción de que el 'sistema capitalista no es una solución para la humanidad'.

'El peor enemigo de la humanidad es el imperialismo, estamos convencidos de eso', concluyó Morales.

tgj/jpm