Líder laborista británico condena golpe de Estado en Bolivia

Líder laborista británico condena golpe de Estado en BoliviaLíder laborista británico condena golpe de Estado en Bolivia
Londres, 11 nov (Prensa Latina) El líder del Partido Laborista del Reino Unido, Jeremy Corbyn, condenó el golpe de Estado en marcha hoy en Bolivia contra el presidente Evo Morales, tras destacar los logros sociales impulsados por su gobierno en ese país.
Es terrible ver a Evo dejar el poder obligado por los militares, después que junto a su poderoso movimiento logró tanto progreso social (en Bolivia), escribió Corbyn en Twitter, donde compartió la etiqueta #ElMundoConEvo.

El líder laborista británico apuntó además que condenaba el golpe contra el pueblo boliviano, y se solidarizó con sus deseos de democracia, justicia social e independencia.

El excorreligionario de Corbyn y ahora político independiente Chris Williamson también recurrió a las redes sociales para criticar los sucesos 'terribles' en Bolivia.

Todas las personas razonables del mundo deben exigir a sus gobiernos que protesten contra este ataque a la democracia y denuncien cualquier participación en el mismo de la administración de (el presidente Donald) Trump, escribió Williamson.

Aunque la prensa del Reino Unido se hace eco este lunes de los acontecimientos ocurridos en las últimas horas en esa nación suramericana, hasta el momento, solo el diario Morning Star publicó un editorial en el que denuncia el golpe de Estado contra el presidente Morales.

La publicación alerta además que la cadena BBC y otros medios británicos ya comenzaron a realizar en el caso de Bolivia, la misma cobertura selectiva y distorsionadora que dedican a Venezuela y a otros gobiernos de izquierda latinoamericanos.

El patrón es familiar. Las estrategias pueden variar en cada país, pero cada vez que un gobierno de izquierda triunfa en las urnas, entonces la derecha recurre a otras tácticas, agrega el diario, el cual exhorta a la izquierda internacional a apoyar a Morales y a su Movimiento al Socialismo.

El mandatario boliviano anunció ayer su renuncia al cargo que ocupó durante 14 años para evitar derramamientos de sangre, después que los grupos opositores se negaron a reconocer su nuevo triunfo en las elecciones del 20 de octubre pasado, y que incluso accediera a repetir los comicios.

Estamos dejando a Bolivia con soberanía e independencia del Estado, estamos dejando a Bolivia con dignidad y la identidad del propio boliviano, estamos dejando a Bolivia con muchas conquistas sociales universalizadas, recalcó.

tgj/nm