Seguirán búsqueda familiares de víctimas de dictadura en Uruguay

Montevideo, 12 nov (Prensa Latina) Familiares de detenidos y desaparecidos de la pasada dictadura en Uruguay seguirán hoy adelante en su tenaz búsqueda de víctimas, pese a que finalizaron las excavaciones en el Batallón 14 del Ejército sin hallarse restos.
Un minucioso rastreo se inició el pasado 9 de octubre, luego de una denuncia anónima recibida por el jefe del Ejército, Claudio Feola, de la que informó al ministro de Defensa, José Bayardi y este al fiscal de Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, quien emitió la orden.

Con anterioridad mediante un georradar se detectaron anomalías en al suelo de la zona de empaque de paracaídas del Batallón, como señales de posibles remociones de tierra.

Nuevas expectativas se abrieron para dolientes de dar con restos de seres queridos con un descubrimiento en terrenos del Batallón 13, que mediante investigaciones forenses resultaron ser del militante comunista, Eduardo Bleier, secuestrado en 1975, y torturado hasta la muerte en 1976.

En un predio lindero a esa instalación militar radicaba un centro represivo clandestino conocido como 300 Carlos o Infierno grande, según verificó la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente.

Por compensación al indeseado desenlace de la pesquisa en el Batallón 14, surgió otra esperanza con la decisión del propio fiscal de allanar el departamento del ex represor de la dictadura, general retirado Juan Alberto Lezama, que posee un minucioso archivo del pasado régimen.

Aunque Perciballe tomó esa acción para la causa de la muerte de Bleier, dijo que de momento se encontró una 'documentación que hay que analizar, ya que el ex alto oficial fue uno de los principales oficiales de inteligencia del Órgano Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA), uno de los aparatos represivos de la dictadura cívico-militar en Uruguay.

tgj/hr