La democracia en América Latina herida, indígenas en Colombia

La democracia en América Latina herida, indígenas en Colombia
Bogotá, 12 nov (Prensa Latina) La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) subrayó hoy que la democracia en América Latina está herida de gravedad tras al golpe de Estado del 10 de noviembre último en Bolivia.
La ONIC condenó el golpe consumado por la derecha boliviana y continental con apoyo de fuerzas policiales y militares contra el presidente constitucional Evo Morales.

Rechazamos este hecho contra la democracia, la institucionalidad y la voluntad popular, así como el rompimiento del orden constitucional del Estado y la violencia contra funcionarios del Gobierno y sus familias, los militantes del Movimiento al Socialismo (MAS) y, en general, el pueblo que se opone a la instauración de un ilegítimo orden fascista, colonial y racista, apuntó.

Como pueblos indígenas hermanos, expresamos nuestra solidaridad y apoyo al compañero Evo, del pueblo aymara, quien enarboló los principios ancestrales para dirigir a Bolivia durante más de una décadas, en defensa de la Madre Tierra, la soberanía, la autonomía y la diversidad, enfatizó.

Igualmente, puntualizó, nos solidarizamos, apoyamos y respaldamos al valeroso pueblo boliviano que, a pesar de la violencia y el caos, está en las calles defendiendo con dignidad la democracia y el Estado Plurinacional, de los intereses de los golpistas.

La ONIC convocó a la solidaridad internacional para rodear y proteger el proceso que dio vida al Estado Plurinacional de Bolivia y la integridad de Evo Morales, para lo cual urge que el movimiento latinoamericano y las instituciones democráticas de la región apoyen el restablecimiento del orden constitucional a la brevedad.

Morales, quien renunció al cargo para evitar un baño de sangre en su país tras la violencia desatada por el golpe de Estado, viaja rumbo a México donde recibió asilo político.

mem/mfb