Reúnen firmas en Ecuador por proyecto legal de lucha contra el cáncer

Quito, 8 nov (PL) Organizaciones sociales de Ecuador entregarán hoy al Consejo Nacional Electoral un documento con firmas para ingresar a la Asamblea Nacional un proyecto de Ley de Lucha Contra el Cáncer, en favor de pacientes oncológicos y sus familias.
Las instancias, 18 en total que conforman la red Acuerdo Contra el Cáncer, reunieron, con ese fin, 200 mil rúbricas a nivel nacional en solo dos meses, lo cual consideraron como un hecho sin precedentes.

'Tras un recorrido y un trabajo histórico por parte de miles de voluntarios movilizados en 20 provincias, la meta fue superada, gracias a la participación de todos los actores de la sociedad', indicaron en un documento al cual tuvo acceso Prensa Latina.

Según explicaron, cumplieron y superaron el requerimiento de reunir al 0,3 por ciento del padrón electoral para entregar la propuesta.

La iniciativa contó con el respaldo de representantes de más de 40 gobiernos autónomos y municipios, cientos de líderes de opinión, sociales, políticos y religiosos, federaciones, asociaciones, gremios y otras organizaciones de la sociedad civil, equipos de fútbol y más de mil actores públicos, privados, sociales, comunitarios e individuales.

A juicio de los promotores de la idea, el cáncer tiene una elevada incidencia en el país y debe constituirse como un tema de interés público, ya que si no se toman acciones urgentes, para el 2020 más de 32 mil pacientes serán diagnosticados con alguna forma de esa enfermedad letal y alrededor de 20 mil ecuatorianos fallecerán por esa causa.

El Proyecto de Ley Acuerdo contra el cáncer incluye una hoja de ruta con 10 propuestas en las que se plantean como objetivos estratégicos: Investigación, Educación, Prevención, Cuidado Integral, Infraestructura, Movilidad, Seguridad Social, Entorno Familiar, Fondo Económico e Institucionalidad.

De acuerdo con las organizaciones, esos elementos permitirán combatir el padecimiento de forma integral, a través de una perspectiva más humana hacia la realidad que enfrentan los pacientes oncológicos y sus familiares.

tgj/scm