Venezolanos a la espera de lo que viene esta semana

El domingo último, el presidente Nicolás Maduro hizo importantes anuncios en su habitual programa televisivo 'Los Domingos con Maduro', un espacio que es el cordón umbilical entre el Palacio de Miraflores, sede del gobierno, y las grandes masas de venezolanos que se enfrentan al duro bregar diario.

Esta semana comienza en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) la discusión del proyecto de Ley de Abastecimiento Soberano y de Precios Acordados, una propuesta del mandatario para hacer frente a la especulación, y serán publicados los precios de 50 rubros prioritarios acordados por el Ejecutivo Nacional con los sectores productivos.

Ambos anuncios realizados por Maduro pero, en especial el segundo, mantienen expectantes a los diferentes gremios del país y sobre todo a la gente de a pie, a esos que pasan trabajo para llevar el sustento a sus hogares ante la persistente agresión que enfrenta la nación de poderosos intereses externos confabulados con los mercaderes de las miserias internas.

El presidente de Cámara Venezolana de la Industria Láctea (Cavilac), Roger Figueroa, comentó que ese sector aboga porque el Gobierno conserve los recientes acuerdos a los que se llegó en materia de precios, bajo el amparo de la Ley Orgánica de Precios Justos.

Según él, con ello fue posible colocar nuevamente en anaqueles diversos productos lácteos.

Aquiles Hopkins, presidente de Fedeagro, considera que de anunciarse una nueva regulación, deberían tomarse en cuenta las verdaderas estructuras de costos.

Figueroa comenta que el componente importado que requiere el rubro alimentos es el verdadero 'plomo en el ala' de ese sector, toda vez que representa 90 por ciento de los costos.

Según los comentarios recogidos por el diario Últimas Noticias y otros medios, incluida Prensa Latina, muchos venezolanos apoyan una regulación y control de precios, al menos en estos momentos, en que ese aspecto se convirtió en un factor desestabilizante para el Gobierno y para todo el país.

Algunos prevén la desaparición de productos de los anaqueles, y ya hay veladas amenazas de más desabastecimiento pero, en el ambiente flota una pregunta, ¿el pueblo y el gobierno lo permitirán?

En este pulseo entre gobierno-pueblo y el sector comercial se asienta hoy uno de los mayores problemas que enfrentan los venezolanos.

Los alegatos a favor y en contra de las regulaciones de precios abundan, los dueños de negocios estiman que los comercios deberán reinventarse para vender productos ajenos a la lista regulada, o de lo contrario verse en la obligación de cerrar.

La presidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), María Carolina Uzcátegui, citada por últimas Noticias, estimó que 'los controles hacen que el comerciante se descapitalice y deje de vender el producto'.

Mientras una inmensa mayoría de la población se pregunta cómo llevar el plato de comida a la mesa si los del gremio de comercio a cada alza de los salarios por el gobierno responden con una subida de los precios, no solo de alimentos sino en toda la cadena productiva.

Hoy, tras el anuncio de Maduro, hay expectativa sobre como funcionará la economía familiar y hasta cuando durará este pulseo para tratar que el Bolívar signifique algo en la cartera de los venezolanos.

tgj/lb