Jornada Continental en Uruguay: síntesis de lucha de los pueblos

Jornada Continental en Uruguay: síntesis de lucha de los pueblos
Por Juan Carlos Díaz Guerrero *
Montevideo (PL) La Jornada Continental por la Democracia y Contra el Neoliberalismo que sesionó en Uruguay, fue quizás el encuentro más importante del año celebrado en este país y, por qué no, también para Latinoamérica.

Esta cita, del 16 al 18 de noviembre, resultó síntesis de dos años de intenso trabajo que comenzó en La Habana, Cuba, y donde confluyeron organizaciones y movimientos sociales de todo el campo popular de las Américas, incluidos de Canadá y Estados Unidos.


Reconocer su mérito pasa por destacar la presencia en la capital uruguaya de más de dos mil 500 participantes de 23 países, entre ellos campesinos, sindicalistas, obreros y estudiantes, y de admitir que, pese a las diferencias, hay muchas ganas de luchar en el continente.

Otro valor añadido a la jornada lo fue celebrar esta convocatoria en medio de la contraofensiva del imperialismo y de la derecha regional por restaurar el neoliberalismo, en detrimento de los avances populares alcanzados en los últimos 16 años.

Tampoco puede obviarse el consenso logrado y la unidad de acción alcanzada a través de los intensos debates, los cuales quedaron reflejados en la Declaración de Montevideo como expresión de un proceso continuo de lucha hacia el futuro.

Uno de los momentos más emotivos por su dimensión y trascendencia fue el homenaje organizado al Comandante en Jefe Fidel Castro, a un año de su partida física, que sirvió para expresar no solo muestras de respeto y cariño hacia el líder histórico, sino también hacia la Revolución cubana.

La agenda de discusiones planteó cuatro ejes que, en modo general, sirvieron más para juntar que para dividir, centrados en la lucha contra el libre comercio y las transnacionales; la profundización de los procesos democráticos, y la defensa de las soberanías y la integración desde los pueblos.

DESALAMBRAR LOS CERCOS DEL IMPERIALISMO

A ritmo de tambores, banderas de los más diversos colores, consignas como ÂíFuera Temer! y ÂíFuera Macri!, arrancó la Jornada Continental por la avenida 18 de Julio, la principal arteria montevideana.

Hombres y mujeres avanzaron desde la Universidad de La República y hasta el Obelisco a los Constituyentes, enclavado en el Parque Batlle, para dejar inaugurado el encuentro.

Allí se escuchó en un mensaje la voz del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, quien no pudo asistir a la reunión de Montevideo por la situación que atraviesa hoy su país, gobernado por un mandatario de facto, Michel Temer.

A vítores de ÂíFuera Temer!, los asistentes escucharon al líder obrero reflexionar sobre la situación en Brasil, llamar a no detenerse en la lucha de los pueblos.

'Es imprescindible en estas circunstancias la lucha de los pueblos', reafirmó el actual candidato a la presidencia brasileña.

Barner Freitas, titular de la Central Única de Trabajadores (CUT) de Brasil, subrayó que en su país se vive en medio de un golpe judicial y mediático al cual está sometido Lula de modo permanente.

'Temer no fue electo ni tampoco fue aprobada su plataforma', afirmó el dirigente sindical, quien subrayó que la misma 'está acabando con los derechos de los trabajadores'.

Otra de las voces que se alzó fue la de la dirigente chilena de Vía Campesina Francisca Rodríguez, quien se refirió al largo camino recorrido de lucha común en nuestra América y exhortó a recuperar 'la identidad de nuestra gente y de la clase trabajadora'.

En su discurso recordó al recién fallecido músico uruguayo Daniel Viglietti e incitó, en referencia a la obra musical del cantautor, a desalambrar los cercos del imperialismo y de la derecha que 'fraudulentamente nos va despojando de las conquistas'.

El secretario general de la Central Única de Trabajadores de Uruguay PIT-CNT, Marcelo Abdala, mencionó los ataques a las que son sometidos el gobierno y pueblo venezolanos, y denunció la política agresiva de la actual administración estadounidense contra Cuba.

En ese sentido, expresó la total solidaridad de los trabajadores y de los pueblos en lucha con Caracas y el 'heroico pueblo cubano'.

PANELES DE DISCUSIÃ'N Y OTRAS VOCES

Otra de las voces esperadas en el encuentro fue la del expresidente uruguayo José Mujica, quien disertó en el panel Seguimos en lucha: desafíos frente a la ola conservadora y los ataques a la democracia.

Mujica reflexionó sobre la realidad del mundo actual donde el capitalismo impone sus patrones de consumo de manera subliminal y convocó a aprender a conjugar las diferencias para tratar de sostener la unidad entre la diversidad.

Significó que la forma como se distribuye la riqueza es cada vez más injusta y 'la tajada que cae en los poderosos es cada vez más grande'.

No puede haber democracia con tanta injusticia y con esa manera de repartir los recursos, destacó.

Por el capítulo cubano de la Marcha Mundial de Mujeres, Georgina Alfonso denunció que el bloqueo económico, comercial y financiero contra su país hace casi 60 años 'sigue siendo cada vez más agresivo'.

La también integrante de ALBA Movimientos ratificó que el pueblo cubano no renunciará a su emancipación, soberanía e independencia.

Cindy Wiesner, de Grassroots Global Justice de Estados Unidos, se refirió al actual presidente de la Casa Blanca, Donald Trump, y señaló que el 80 por ciento de los ciudadanos de su país no lo apoyan.

Él representa un grave peligro para millones de personas y su único propósito 'es desmantelar el aparato estatal', subrayó.

En declaraciones a Prensa Latina la cofundadora e integrante del movimiento de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, Nora Cortiñas, exhortó a los jóvenes a no obnubilarse con los partidos políticos y a pensar por sí mismos.

La veterana luchadora por los derechos humanos también convocó a las nuevas generaciones a analizar, reflexionar, juntarse y respetarse 'para que podamos realmente mejorar el mundo'.

Yo les digo a los jóvenes que no hay que bajar los brazos ni un solo día, insistió la militante.

Cortiñas manifestó que en esta cita de Montevideo 'uno se va reencontrando con la gente y vamos elevando el ánimo para seguir la lucha'.

En similar sentido se pronunció el coordinador político de la Confederación Sindical de Trabajadores de las Américas (CSA), Iván González, quien consideró un éxito el haber generado un foco de atención política y de iniciativa de los movimientos que están presentes en Montevideo.

'Entramos directamente en una expectativa positiva de haber logrado el objetivo de concertarnos aquí en Uruguay como referencia política del momento que vive la región', enfatizó.

DECLARACIÃ'N FINAL DE MONTEVIDEO

La Declaración de Montevideo reafirmó los principios de solidaridad e internacionalismo y el compromiso de seguir luchando por una transformación sistémica contra el capitalismo, el patriarcado, el colonialismo y el racismo.

Advirtió sobre la pretensión de la actual administración estadounidense de retomar su influencia imperial en la región, para lo cual despliega una política de intervencionismo, con graves ataques a la soberanía de países como Venezuela.

También se pronunció sobre el proceso de paz en Colombia y demandó la implementación de los acuerdos, el avance en los diálogos con las fuerzas insurgentes del país y la profundización de la construcción de la paz para el pueblo.

De igual manera, condenó el recrudecimiento del bloqueo de EE.UU. contra Cuba en detrimento del proceso de normalización de las relaciones bilaterales, las medidas contra el gobierno en Nicaragua, el sabotaje de la derecha a la gestión del gobierno de El Salvador y el permanente asedio al de Bolivia.

Llamó, asimismo, a construir unidad para poder enfrentar la onda conservadora, reaccionaria y fascista que las fuerzas de derecha, junto con los grandes grupos económicos y los medios de comunicación a su servicio, vienen imponiendo en toda la región.

Al resumir el encuentro, Llanisca Lugo, del Centro Martín Luther King de Cuba, significó que pudo valorar 'temas, países y conflictos reales, con mucho respaldo de los participantes'.

Sobre la participación de los cubanos, destacó que ha sido un evento muy importante, porque 'recibimos desde el mismo acto de inicio de la jornada con el 'ÂíCuba sí, yanquis no!' hasta el homenaje a Fidel Castro, mucha solidaridad con la historia de la Revolución.

*Corresponsal Jefe de Prensa Latina en Uruguay.

arb/jcd