Bolivia lista para defender la profundización del Proceso de Cambio

Bolivia lista para defender la profundización del Proceso de Cambio
Bolivia lista para defender la profundización del Proceso de Cambio      
Por Pedro Rioseco
La Paz, 1 dic (PL) La reciente habilitación constitucional del presidente boliviano, Evo Morales, para postularse, junto a todas las autoridades nacionales, departamentales y municipales en los comicios de 2019, reafirma los derechos democráticos y abre una nueva etapa de luchas.
La sentencia del Tribunal Constitucional de Bolivia (TCP), en correspondencia con el artículo 256 de la Constitución Política del Estado, deposita en manos del pueblo soberano la decisión de si elije o no a cualquier candidato, principio básico para un régimen democrático.

Ese derecho a postularse lo tienen tanto los candidatos del llamado oficialismo como los de la oposición, a todos los niveles, y será únicamente el voto popular, libre y soberano, quien escogerá a sus próximos gobernantes para el período 2020-2025.

Como era de esperar, el fallo del TCP adelantó las estrategias que la oposición nacional, en denunciada complicidad con la embajada de Estados Unidos, y los 'tanques pensantes' de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), venían preparando para el próximo año pre-electoral.

El ministro de la Presidencia, René Martínez, y el canciller Fernando Huanacuni, calificaron de injerencista la declaración del Departamento de Estado de Estados Unidos, acción rechazada enérgicamente luego en un discurso en Cochabamba por el presidente Morales.

En un comunicado el Departamento de Estado manifestó una 'preocupación profunda' por el fallo del TCP, en uso de las facultades que le otorga la propia Constitución, y su desespero aumentó al anunciar Morales que se presentará y ganará las elecciones de 2019.

Como es sabido, la oposición boliviana al Proceso de Cambio viene realizando a través de sus medios masivos de comunicación una campaña sistemática de desprestigio utilizando mentiras para estigmatizar a los dirigentes del gobierno ante la opinión pública.

Aun cuando es el propio gobierno quien ha emprendido una cruzada para combatir la corrupción y condenar a los involucrados en ella, la estrategia opositora de escalonar conflictos aspira a desviar al gobierno de sus tareas fundamentales y obligarlo a dedicar tiempo a responder.

De igual forma, pretenden vincular los posibles votos nulos este domingo, en un padrón de 6,4 millones de ciudadanos para elegir las nuevas autoridades judiciales a cuatro órganos de ese poder del Estado, con la decisión del TCP que posibilita a miles de personas postularse para el 2019.

La Sala Plena del TCP declaró procedente este martes el recurso abstracto de inconstitucionalidad presentado por el Movimiento al Socialismo (MAS) para una nueva postulación del presidente, el vicepresidente, 154 legisladores, nueve gobernadores, 339 alcaldes y tres mil 500 concejales y consejeros.

La incorporación de personeros de la derecha chilena a la histórica alianza entre Estados Unidos y la oposición boliviana, además de ser una nueva injerencia no está desligada del creciente respaldo mundial al reclamo de Bolivia contra Chile por un acceso soberano al mar.

Algunas manifestaciones violentas de la derecha nacional comenzaron a producirse a raíz del fallo del TCP, a la usanza de las derrotadas guarimbas venezolanas, pero el pueblo boliviano está decidido a defender en las calles su derecho a profundizar el Proceso de Cambio.

Con el liderazgo de Evo Morales al frente de las organizaciones sociales, Bolivia aspira a nuevas conquistas en los sensibles campos de la salud, la educación, la seguridad ciudadana y la seguridad social para llevar a cabo la Agenda Patriótica en el período del 2020 al 2025.

agp/prl