Bolivia 2017: Atractivos turísticos en la mira del mundo

Por Cosset Lazo Pérez *
La Paz (PL) La variedad y belleza de los destinos turísticos bolivianos conquistaron en 2017 la atención de cientos de miles de viajeros y de organizaciones internacionales como World Travel Awards.

Esa entidad reconoció a Bolivia como el Mejor Destino Cultural de América del Sur, considerado el premio Oscar de la industria sin humo.

Dicho lauro reconoce desde 1993 a naciones y empresas dedicadas al turismo y la hotelería, no solo en la región, sino en otros continentes.

Como parte de la política gubernamental dirigida a promocionar las potencialidades de Bolivia en el sector, turoperadores y otros profesionales participaron en eventos internacionales en Reino Unido y Cuba.

En la Feria World Travel Market 2017 de Londres, la delegación nacional exhibió los atractivos culturales y naturales de este país.

Además, los bolivianos tuvieron la oportunidad de dialogar sobre los principales destinos, entre ellos el Parque Nacional Madidi, el lago Titicaca, la ciudad de Rurrenabaque, el Salar de Uyuni y las Misiones de los Jesuitas de Chuiquitos.

Hasta Cuba viajó la ministra de Culturas y Turismo de Bolivia, Wilma Alanoca, a la cabeza de la delegación de su país para asistir a la XXV Feria Internacional de La Habana (Fihav 2017).

Allí, la nación andino-amazónica consolidó algunas de sus mejores ofertas turísticas, entre ellas el Salar de Uyuni, considerado el mayor desierto de sal continuo y alto del mundo con una superficie de más de 10 mil kilómetros cuadrados.

Ese espectacular paisaje acogió en agosto último la Carrera Internacional de Velocidad Uyuni 3600, en la cual pilotos estadounidenses lograron récords mundiales en las motos más rápidas del mundo.

Los conductores Ralph Hudson, Nick Gennet y los hermanos Michael y Jhon Salimbeni conquistaron ocho nuevas marcas sobre ese mar evaporado, ubicado en el departamento de Potosí.

Por esos días, representantes de las cadenas internacionales Discovery Channel y National Geographic visitaron Uyuni para documentar cada detalle de la competencia, en tanto, el equipo de Hollywood que realiza una película sobre la moto más veloz del mundo también recorrió el Salar.

La inauguración de circuitos turísticos alrededor del Titicaca -lago navegable más alto del mundo- y del Museo de la Revolución Democrática y Cultural en Orinoca, también sobresalen entre las acciones más notables del sector en 2017.

El majestuoso Carnaval de Oruro, declarado por la Unesco en 2001 Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, cautivó a más de 400 mil turistas de América Latina y Europa.

Las devociones a la virgen del Socavón y danzas en honor al Diablo constituyeron el eje de las festividades acontecidas en el departamento de Oruro en febrero pasado, donde convergieron lo sagrado y lo profano.

Los encantos del carnaval tocaron de cerca a todos, el propio presidente Evo Morales se deleitó con la tradicional entrada folclórica, bailó y percutió los tambores en la festividad.

Atraídos por sus hermosos paisajes y la calidez de su gente, llegaron a Bolivia la banda mexicana Maná y el cantaor flamenco Diego El Cigala para ofrecer inolvidables conciertos en La Paz y Santa Cruz.

Sin embargo, las bellezas de esta nación sobrepasan el carnaval, el Titicaca y el Salar de Uyuni, por eso el gobierno trabaja en el desarrollo del turismo y en dar a conocer al mundo su patrimonio.

Aunque en la actualidad Bolivia reporta solo poco más de un millón de turistas extranjeros, la proyección está enfocada en el aumento de los visitantes foráneos a 1,8 millones.

Así lo informó la directora general de Turismo, Mónica Chacón, quien además citó entre los objetivos hasta 2020 potenciar las visitas de bolivianos a sitios arqueológicos y culturales.

Ingresar 900 millones de dólares por estas actividades también destaca como uno de los puntales del Plan Nacional de Turismo en Bolivia, añadió Chacón.

*Corresponsal de Prensa Latina en Bolivia.

arb/car/clp