Embajador boliviano en Cuba alerta sobre “ofensiva brutal del imperio”

El actual embajador de Bolivia en Cuba, Juan Ramón Quintana, alertó el lunes sobre una “ofensiva brutal del imperio” contra los pueblos de América Latina y el mundo al asegurar que Estados Unidos no está dispuesto a “perder un centímetro cuadrado más de lo que cedió frente a las victorias populares de la década de oro de la región”.

 En una entrevista con el programa “Ácido y Sulfúrico” de Radio Laser, Quintana dijo que la designación de Philip Goldberg, exembajador de Estados Unidos en Bolivia, como embajador de Cuba, no es casual, como no fue casual la designación de Peter Brennan como embajador en Bolivia.

    “Estamos enfrentando una ola de agresividad, una contraofensiva brutal del imperio en contra de los pueblos en América Latina y el mundo, a partir de lo ocurrido con esa década de oro con los gobiernos progresistas, populares democráticos en Brasil con Lula, en Ecuador con Correa, en Paraguay con Lugo, en Argentina con Kirchner, en Bolivia con Evo”, subrayó Quintana.

    A su juicio, “los gringos ya no van a ceder, no quieren ceder un centímetro cuadrado de lo que cedieron a las victorias populares; no están dispuestos a ceder un centímetro de su poder en América Latina frente al posicionamiento chino, frente a la presencia cada vez más amplia de Rusia, y frente a la propia presencia cada vez más pálida de la Unión Europea”.

    Afirmó que una muestra es lo que está sucediendo en Honduras, donde dijo que Estados Unidos desarrolla “un modelo de perpetuación del imperio” y donde se ha denunciado un fraude electoral.

    “Con toda seguridad se va a repetir en cualquier país donde exista la amenaza de que los movimientos populares, de que las fuerzas sociales cansadas del saqueo de sus élites gobernantes pretendan llegar al poder”, complementó.

    Quintana se refirió también al papel que cumple en ese contexto la Organización de Estados Americanos (OEA), particularmente su secretario general, Luis Almagro, y el expresidente boliviano Tuto Quiroga.

    Aseguró que Tuto Quiroga “fue otros soplón”, junto al legislador Oscar Ortiz, del exembajador estadounidense Golberg al que dijo “insinuó asfixiar” la economía boliviana para que caiga el Gobierno de Morales.

    “Tú sabes cómo funcionaba el Plan Cóndor y hoy día estamos replicando el Plan Cóndor desde las entrañas de la propia OEA, y entonces certifica la OEA la ilegalidad de las elecciones (en Honduras), legitima la ilegalidad en connivencia con el Departamento de Estado de los Estados Unidos, porque la OEA es eso, son unos vasallos políticos, son los llunkus más impresentables en la historia de la OEA a la cabeza de Almagro, de Tuto Quiroga y de este grupúsculo de expresidentes de la derecha que tuvieron la felonía de entregar sus países a la voracidad del imperio”, sustentó.

    “Lo de Honduras con toda seguridad se va a repetir en cualquier país donde exista la amenaza de que los movimientos populares, de que las fuerzas sociales cansadas del saqueo de sus élites gobernantes pretendan llegar al poder”, remarcó.