Vigente en Paraguay ley sobre uso medicinal de la mariguana

Asunción, 9 ene (PL) La ley que crea el programa nacional para el estudio y la investigación del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados en Paraguay está hoy vigente, tras ser promulgada por el Ejecutivo.

Esa norma establece un marco regulatorio hacia el estudio científico de la mariguana para su uso medicinal, terapéutico y paliativo del dolor provocado por algunas enfermedades.


Ambas cámaras del Congreso aprobaron la iniciativa para establecer el Programa Nacional para el Estudio y la Investigación Médica y Científica de la planta de Cannabis, que después fue enviada al poder Ejecutivo y ahora fue proclamada por el presidente de la República, Horacio Cartes.

Esta nueva norma deroga de manera parcial la hasta entonces vigente de sustancias estupefacientes y la exclusión del cannabis de la lista de drogas peligrosas, así como su resina, extractos y tinturas de la planta.

En un país ubicado entre los mayores productores de mariguana en la región, la iniciativa fue promovida en el Parlamento ante el gran número de solicitudes para la autorización del producto que mitiga las consecuencias de algunos males.

La aplicación de la legislación estará a cargo del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social y de la Secretaría Nacional Antidrogas.

A través de esos organismos y del sector privado se producirán los elementos necesarios para generar medicamentos, específicamente el aceite de cannabis, del cual está científicamente comprobada su efectividad para varias dolencias.

El documento prevé la eventual producción controlada de la planta, para lo cual también se establece la participación del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas.

Igualmente, menciona la importación de productos derivados del cannabis, junto con semillas y plantas, aunque deberá contar con la aprobación de las autoridades.

La legislación crea un registro de usuarios de derivados del cannabis, que estará a cargo de la institución sanitaria y esta debe finalizar los detalles de la reglamentación de la ley en un plazo no mayor a los 180 días.

En Paraguay comenzaron a venderse a principios de junio de 2017 al menos dos productos basados en dicho aceite para uso terapéutico procedentes del exterior, en lugares muy limitados y bajo receta con un estricto control por la institución de salud.

Sin embargo, su costo es prohibitivo para buena parte de la población, pues una botella de un cuarto vale el equivalente a unos 316 dólares.

Cuando se elabore en laboratorios nacionales el precio puede disminuir hasta los 35 dólares en farmacias privadas, pero se expendería gratis en centros estatales para personas de escasos recursos.

agp/jf