Bolivia transita hacia la industrialización

Bolivia transita hacia la industrialización
La fábrica demandó una inversión de 100 millones de bolivianos (unos 14 millones de dólares) y ocupa un terreno de 12 mil metros cuadrados, declaró a Prensa Latina el Gerente General de la Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBIH), Luis Lavadenz.

El funcionario de la EBIH, encargada de gestionar la planta, agregó que la capacidad de producción es de tres mil 800 toneladas métricas de tuberías y accesorios de polietileno por año.

Dichas redes distribuirán gas natural en beneficio de unos 100 mil nuevos usuarios y serán empleados también en instalaciones de gas natural, agua potable y riego, añadió.

La planta está ubicada en la ciudad El Alto y es la segunda estrenada para la industrialización en el país después de la de amoniaco y urea, ubicada en el departamento de Cochabamba.

El gerente general de EBIH afirmó que Paraguay es el primer país interesado en importar los productos, mientras la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPFB) se visualiza como el mercado interno de preferencia.

La entrada de Bolivia a la era de la industrialización se produce en armonía con la Madre Tierra, tal y como sostienen las autoridades de la nación andino amazónica.

Al respecto, el ingeniero aseguró que el impacto medioambiental es cero porque el polietileno es muy amigable con la naturaleza.

A su vez, la titular de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca, sostuvo que la fábrica permitirá ahorrar unos 10 millones de dólares anualmente, según los cálculos de los proyectistas.

Esto puede reinvertirse en otras áreas que requerimos aquí, agregó en diálogo con Prensa Latina.

El país va creciendo, va mirando hacia la industrialización con hechos concretos y eso genera también la conciencia del orgullo boliviano, destacó la funcionaria.

Alanoca subrayó que la nacionalización se visualiza en la generación de riquezas con ayuda de empresas propias para luego redistribuir las ganancias en los sectores sociales más vulnerables.

El ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, señaló en el acto de inauguración de la planta el pasado 30 de diciembre que 2017 fue un año difícil para el sector.

Sin embargo, acotó, la renta petrolera fue de dos mil millones de dólares, mientras que de 1985 a 2005 -durante 20 años de gobiernos neoliberales- se ubicó en solo cuatro mil 500.

Resaltó en ese sentido la estrategia de nacionalización de los recursos naturales trazada en 2006 por el presidente Evo Morales, lo cual significó la recuperación de las riquezas para el pueblo.

Como resultado de ese proceso el Producto Interno Bruto (PIB) alcanzó los 36 mil millones de dólares en los últimos 10 años.

Dichos ingresos son distribuidos a través de bonos sociales como el Juancito Pinto, Juana Azurduy y Renta Dignidad.

El ministro boliviano de Hidrocarburos resaltó también que el trabajo social de YPFB permitió la entrega de viviendas y gas natural a miles de personas.

'Hace 11 años había 40 mil familias que tenían gas, hoy la cifra llega a casi 3,6 millones de bolivianos', indicó.

La moderna planta de Producción de Tuberías y Accesorios de Polietileno para Redes de Gas Natural se suma a otras existentes y en proyección que pretenden ubicar al país en el centro del corazón energético de Suramérica.

Las autoridades bolivianas confirmaron que el 2018 será un año de nuevas conquistas económicas porque, entre otras iniciativas, se firmará el contrato para la construcción de la Planta Industrial de Carbonato de Litio en el salar de Uyuni, e ingresará en operación la Empresa de Cemento en Oruro.

Ello evidencia que la industrialización viene aparejada al crecimiento económico en la nación andino amazónica.

Tanto es así que Bolivia es reconocida actualmente por varios organismos internacionales como una de las de mayor expansión regional.

Los proyectos de industrialización son respaldados por la Organización de Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial, que promueve un modelo de desarrollo inclusivo como elemento fundamental de esas políticas.

*Corresponsal de Prensa Latina en Bolivia.

arb/car/lbp