Decae liderazgo de dirigente neoliberal peruana en encuesta

Decae liderazgo de dirigente neoliberal peruana en encuesta
Lima, 12 ene (PL) La líder del partido Fuerza Popular (FP), Keiko Fujimori, fue superada por su hermano y rival Kenji, en una encuesta divulgada hoy que evalúa las secuelas del indulto al expresidente peruano Alberto, padre de ambos.
La dirigente de FP descendió de 33 por ciento de aprobación en diciembre, a 28, mientras el menor de los hermanos aumentó la suya de 24 a 35 por ciento, al parecer debido a la certeza generalizada de que obtuvo el indulto del 24 de diciembre último en una negociación con el presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Además, la idea de que el liberado, de 80 años, dejara la cárcel para dedicar su vida a un plácido retiro, no es compartida por el 36 por ciento de los encuestados que creen que él es el verdadero líder del fujimorismo, criterio que aumentó de 27 puntos que tenía el mes pasado.

Por el contrario, el reconocimiento del liderazgo de la hija mayor cayó en el mismo lapso de 64 a 35 por ciento, mientras el de Kenji subió de cinco a 21.

Los resultados del sondeo se publican cuando se intensifica el conflicto interno, como secuela de la presunta negociación con la fracción de FP que encabeza el menor de los Fujimori y del indulto al exgobernante.

Mientras Keiko mantiene su usual silencio, voceros parlamentarios de su confianza, como Daniel Salaverry y Héctor Becerril descartaron que el indultado pueda influir en FP y subrayaron que el partido tiene como constructora y líder única a Keiko, a quien atribuyeron en exclusiva el mérito de construir e impulsar a esa formación política como la de mayor votación.

También arremetieron contra Kenji, a quien Salaverry acusó de haber negociado el indulto de su padre para hacerse del liderazgo del partido y ser candidato presidencial como relevo de su hermana, que perdió la elección en segunda vuelta en 2011 y 2016, pese a ser favorita.

Adicionalmente, FP dispuso el retiro de la Comisión Permanente del Congreso, de los legisladores Maritza García y Bienvenido Ramírez, dos de los que secundaron a Kenji para abstenerse en la votación y salvar de la destitución de Kuczynski.

Ambos, junto a Kenji y otros siete congresistas, han sido además sometidos a un proceso interno que puede producir destituciones, por haber desacatado la orden partidaria de votar por la vacancia de Kuczynski, lo que hubiera impedido o postergando el indulto y la actividad pública incómoda de Alberto Fujimori y el consiguiente fortalecimiento de Kenji.

jha/mrs