Evo llama a no amilanarse ante las amenazas

Por Pedro Rioseco
La Paz, 13 mar (PL) El presidente de Bolivia, Evo Morales, destacó hoy la importancia de no amilanarse ante las amenazas de Estados Unidos, a la vez que reiteró su apoyo a Cuba, Venezuela y a la defensa de la paz en la región.
Morales aprovechó la ocasión para celebrar las elecciones legislativas en Cuba del pasado domingo, las cuales tuvieron una masiva participación, y enfatizó en que no es el partido el que postula a sus candidatos, sino la propia población, sin disputa políticos, en demostración de 'una verdadera democracia'. En respuesta a una pregunta de Prensa Latina durante un encuentro con los corresponsales de prensa extranjera, Morales recordó un encuentro en La Habana, cuando aún no era presidente, con el comandante Fidel Castro, quien le dijo que 'nunca hay que tenerle miedo al imperio'.

Primero, le comentó entonces Fidel, Bolivia no es una isla como Cuba y tiene enormes recursos naturales, y segundo estamos aquí los pueblos revolucionarios de América Latina y El Caribe para apoyarla, dijo Morales al elogiar su firmeza de tantos años frente a Estados Unidos.

Criticó duramente Morales la continuidad del bloqueo a la isla por Estados Unidos, próximo ya a cumplir 60 años, el cual calificó de una fracasada política de escarmiento al primer país socialista de América y destacó que, pese a ello, es la nación más solidaria del mundo.

Cuba comparte lo poco que tiene, educación y salud gratuita de primera calidad, seguridad, y preguntó qué país capitalista tiene garantizados esos derechos como en la isla caribeña.

Cuando llegamos al gobierno el 2006, Estados Unidos nos amenazó con quitarnos los beneficios económicos de la llamada 'Cuenta del Milenio' y la ATPDEA (Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y Erradicación de la Droga) si no privatizábamos el país, evocó Morals.

Pero, agregó, sin chantajes ni amenazas, y sin ATPDEA ni Cuenta del Milenio, aumentamos las exportaciones y la inversión, lo cual demuestra la importancia de liberarnos.

En Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) estamos justamente para liberarnos de la dominación y las intervenciones de Estados Unidos, subrayó, y lamentó la posición de algunos gobiernos de Sudamérica que tratan de dividirnos.

Estos países, precisó Evo, tal vez por motivo de la Alianza del Pacífico, tratan de retomar las viejas políticas del Consenso de Washington y de la fracasada ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas).

Siempre va a ser esa la política de Estados Unidos: intervención con cualquier pretexto, bajo acusaciones de comunistas, rojos, narcotraficantes, terroristas, o dictaduras autoritarias como nos llaman ahora, aunque en el fondo queda claro su interés geopolítico, agregó.

Quienes diseñaron en Estados Unidos el Plan Cóndor para apoyar las dictaduras del continente y el Plan Colombia, recordó, ahora nos acusan de dictaduras a gobiernos legítimamente electos.

La intervención puede ser contra Maduro (Nicolás) y la Revolución Bolivariana en Venezuela, pero en el fondo es por adueñarse del petróleo venezolano y de sus riquezas naturales, aclaró.

Como muestra de ese interés citó el caso de Libia y de Iraq, ambos países bombardeados, en el primero de los cuales hoy no hay Estado ni gobierno, mientras le están robando su petróleo las empresas transnacionales de Estados Unidos y de la Unión Europea, aseveró el gobernante boliviano.

¿Dónde están los defensores de los derechos humanos en Estados Unidos?, preguntó tras afirmar que lo mismo pasó en Bolivia donde sus recursos naturales estaban tan desmembrados como le hicieron a Tupac Katari y todos en manos extranjeras hasta la nacionalización.

oda/prl