Bolivia y una guía para el turismo ornitológico

Total de especies registradas (mil 435), 54 están en peligro de extinción y 17 de ellas son endémicas de Bolivia.
Total de especies registradas (mil 435), 54 están en peligro de extinción y 17 de ellas son endémicas de Bolivia.
Por Adrián Mengana Martínez *
La Paz (PL) Con la presentación de una guía científica para el conocimiento y la clasificación de su gran cantidad y diversidad en aves, Bolivia da los primeros pasos en aras de impulsar el turismo ornitológico.
El libro contiene 220 láminas a color y dos mil 375 ilustraciones dibujadas a mano por diferentes artistas, en las que se puede ver al macho y a la hembra de las mil 435 especies de aves identificadas en el país hasta julio de 2016.

Académicos, investigadores, ornitólogos y artistas reunidos por la Asociación Civil Armonía desarrollaron este arduo trabajo de 14 años, apoyados por la cooperación suiza a través del proyecto biocultura y de otras instancias de colaboración.

La obra detalla las características, comportamiento, hábitats y el nivel de abundancia relativa, es decir, cuánta probabilidad hay de encontrar cada especie en un determinado lugar.

También dispone de un mapa de distribución que resume dónde se encuentra esa especie, la región, el tipo de hábitat, las características más sobresalientes, plumaje y cómo se la diferencia de las más cercanas. Además, informa en qué categoría de amenaza se encuentra.

Tenemos una diversidad extremadamente alta, no sólo en cuanto a especies sino de regiones ecológicas, de hábitats. Para los amantes de las aves, Bolivia es un paraíso, afirmó Sebastian Herzog, director científico de la Asociación Civil Armonía.

La nación andino-amazónica es la sexta con mayor diversidad de aves en el mundo y la primera entre los países mediterráneos, además ninguna de Sudamérica dispone de esa variedad en las cordilleras y altiplanicies andinas (con alturas de tres mil a tres mil 800 metros), en los valles y los bosques amazónicos y chaqueños.

El número de especies por kilómetro cuadrado (densidad) de Bolivia supera en más de seis veces a la de Brasil y en 33 a la América del Norte, explicó Herzog.

Herzog aclaró que la idea del libro comenzó por la necesidad propia del país de contar con una guía desde el punto de vista técnico, científico y biológico para apoyar a los especialistas, quienes en muchas ocasiones debían recurrir a textos de naciones vecinas.

Según el experto, del total de especies registradas (mil 435), 54 están en peligro de extinción y 17 de ellas son endémicas de Bolivia.

A nivel nacional, La Paz es el departamento que alberga más especies de aves. Específicamente en el Parque Nacional Madidi hay más de mil especies porque el lugar cuenta con muchos pisos de altitud, comentó Víctor Hugo García, coautor de la guía ilustrada. Le siguen Santa Cruz y Cochabamba.

La destrucción del hábitat, la caza, la deforestación, la conversión de ambientes naturales a zonas agrícolas, pastizales y áreas urbanas, hasta la presión por el cambio climático son las mayores amenazas de las aves, precisó el especialista.

Por ello, uno de los objetivos importantes de la publicación tiene que ver con el apoyo a la conservación de las especies y sobre todo de los ecosistemas donde habitan.

Asimismo, se espera que el texto sirva para atraer la atención de los observadores de aves y especialistas, y la promoción del desarrollo sostenible a través del turismo ornitológico.

Hay muchas personas, sobre todo en Estados Unidos y Europa, que viajan el fin de semana o un par de semanas con el objetivo de observar aves y que gastan hasta cinco mil dólares, apuntó Herzog.

Aclaró que muy pocas personas en Bolivia llegan a realizar esta afición porque no tenían un referente de las aves a ver, pero con la publicación se puede lograr atraer a una gran cantidad de aficionados al aviturismo. Sostuvo que existen empresas capaces de ofrecer rutas para la observación de aves en la nación andino-amazónica, en las carreteras de las regiones de Cochabamba (centro), Santa Cruz (este), Coroico (zona tropical de La Paz) y el lago Titicaca, compartido con Perú.

El embajador de Suiza en Bolivia, Roger Denzer, resaltó que Bolivia era el único de los 15 países 'megadiversos' del planeta que no contaba hasta ahora con una sistematización de aves.

'La guía es una buena oportunidad para invitar a empresas operadoras y guías locales para dar una oferta de servicios de alta calidad con mayores ingresos para las comunidades locales', dijo.

Agregó que le impresionó un dato del libro, en un viaje de tres semanas por Bolivia un observador de aves tiene la garantía de ver al menos 700 especies.

Las aves cumplen un papel muy importante en el medio ambiente y en el ecosistema, por ejemplo son bioindicadores, al darnos información sobre ciertas características ecológicas del medioambiente, polinizadores y se encargan de dispersar las semillas. Precisamente, con el objetivo de actualizar a la comunidad de científicos, conservacionistas, tomadores de decisiones y estudiantes acerca de los avances en esta área de la biología, la ciudad de Cochabamba organizó el IX Congreso de Ornitología y Conservación de Aves en Bolivia, del 17 al 21 de mayo.

El evento, organizado por la Asociación Armonía, el Museo de Historia Natural Alcide d'Orbigny, la Asociación Boliviana de Ornitología y el Centro de Biodiversidad y Genética de la Universidad Mayor de San Simón, reunió a más de 150 expertos nacionales e internacionales que intercambiaron experiencias y conocimientos sobre la conservación de aves.

Los especialistas desarrollaron simposios, exposiciones, plenarias y talleres que debatieron sobre temas relacionados con ecología, biogeografía, sistemática, conservación, monitoreo y desarrollo sostenible.

A ello agregaron viajes de campo para ver aves en las localidades de San Miguel (Parque Tunari), Tablas Monte y al aviario Agroflori, en Quillacollo.

La presidenta del encuentro, Jennifer Cahill, alentó a los asistentes a formar bases de datos frente a una disminución de los proyectos de investigación y conservación, promover el aviturismo para la conservación, y llamó a la sociedad de ornitólogos a crecer y fortalecerse con el tiempo.

*Corresponsal de Prensa Latina en Bolivia.

arb/car/am