Cazahuracanes de NOAA realizan periplo educativo en el Caribe

Cazahuracanes de NOAA realizan periplo educativo en el Caribe
Cazahuracanes de NOAA realizan periplo educativo en el Caribe Cazahuracanes de NOAA realizan periplo educativo en el Caribe    
Por Osvaldo Rodríguez Martínez
Panamá, 27 abr (PL) Rumbo a Jamaica partieron hoy desde aquí, dos aviones estadounidenses cazahuracanes de la flota de la Administración Nacional de Oceanografía (NOAA), en su periplo educativo para promover la prevención frente a los meteoros tropicales.
Durante su estancia en Panamá, el equipo de centro Nacional de Huracanes (NHC) del NOAA y las tripulaciones de ambas naves, intercambiaron con más de dos mil estudiantes, a quienes mostraron el instrumental y métodos utilizados para el pronóstico y seguimientos de los peligrosos organismos climáticos.

Lixion Ávila, meteorólogo del NHC, negó a Prensa Latina que los huracanes hayan aumentado en intensidad en los últimos tiempos, como se afirma, sino que se sofisticaron las herramientas para estudiarlos y para ilustrar su tesis, utilizó un paralelo con el organismo humano y las modernas tecnologías de su estudio.

'Tenemos aviones de reconocimiento, tenemos instrumentos más sofisticados, que pueden medir constantemente y mejor la intensidad. Hace 20 años iban dos aviones al día y los cambios de intensidad ocurren bruscamente, y si no tenías un avión en ese momento ahí, no sabrías que se había intensificado', explicó.

La invitación a NOAA la realizó la Empresa de Trasmisión Eléctrica de Panamá, bajo cuya responsabilidad está el servicio meteorológico nacional, y aunque el país no es azotado por los ciclones, el efecto secundario del área de influencia azotó en el pasado al territorio istmeño, explicó su director Gilberto Ferrari.

Los dos aviones que pudieron visitar los asistentes al aeropuerto Panamá Pacífico, al oeste de la capital, trabajan en equipo cada observación, pues mientras el sólido Hércules C-130 penetra en el ojo del ciclón, el Gulfstream-IV se mantiene sobre el meteoro y recopila la información emitida por el primero.

Ambos lanzan sondas que logran completar los datos del organismo climático dentro de las paredes interiores y en toda el área de la tormenta, cuyo procesamiento permite mayor exactitud en los pronósticos y amplio conocimiento de los parámetros del área ciclónica.

Al responder a Prensa Latina sobre qué parte del huracán es el menos estudiado actualmente, Ángel Negrón, mecánico del Gulfstream-IV, explicó que las capas entre los tres mil pies (914,4 metros) y la superficie del mar resultan difícil de explorar, porque los aviones no logran volar a esas alturas.

La expedición de 34 especialistas, encabezada por el director del NHC, Kenneth Graham, visitó antes México, y continuará este jueves su recorrido por Jamaica, para visitar mañana la isla de Puerto Rico, recién devastada por el poderoso huracán María, donde el equipo de NOAA hizo su última misión.

agp/orm