Inaugurada feria internacional de Libro en Bolivia

Por Viviana Díaz Frías

Santa Cruz, Bolivia, 31 may (PL) Cuba, en calidad de país invitado de honor, centra hoy la décimo novena feria internacional del Libro de Santa Cruz, Bolivia, abogando por el fomento de la lectura como mecanismo emancipador de los pueblos.
Durante el acto de inauguración, el presidente de Instituto Cubano del Libro, Juan Rodríguez Cabrera, evocó el legado del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, dentro del cual figura la potenciación de la cultura en el país.

Desde los primeros días del triunfo de la Revolución de 1959, Fidel dedicó todos sus empeños en crear para cada cubano una cultura integral, cada vez más plena, sentenció.

Como ejemplo, mencionó la fundación de la Imprenta Nacional de Cuba en marzo de 1959, cuya primera publicación fue el clásico literario El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, obra del español Miguel de Cervantes y Saavedra.

Señaló, además, que esos mismos talleres acogieron la producción en 1961 de las cartillas de alfabetización que permitieron eliminar el 23,6 por ciento de analfabetismo que existía en la isla caribeña en aquel entonces.

Otra muestra de la labor formativa de la Revolución liderada por Fidel es la creación, en 1962, de la Editorial Nacional de Cuba, entidad que fue dirigida por el conocido novelista Alejo Carpentier y que hizo llegar al pueblo obras emblemáticas de la cultura universal.

Igualmente se refirió a la creación en abril de 1967, del Instituto Cubano del Libro, también por iniciativa del destacado líder antillano.

Desde su nacimiento, su objetivo principal fue fomentar la publicación de libros con amplias tiradas y a precios asequibles para desarrollar una elevada cultura general y materializar una visión descolonizadora, arraigada en el legítimo derecho humano al conocimiento, el saber y la superación constante, añadió.

De acuerdo con Rodríguez, Cuba posee actualmente más de 60 sellos editoriales con el propósito de profundizar la política cultural cubana y de impulsar una nueva etapa del Programa Nacional por la Lectura.

Tempranamente, Fidel Castro imaginó un cubano lector y trabajó para conseguir que la lectura fuera un valor ciudadano, sostenido en su divisa política: 'No le decimos al pueblo, cree. Le decimos, lee', acotó el funcionario antillano.

La inauguración de la Feria Internacional del Libro de Santa Cruz, también contó con la presencia del viceministro boliviano de Turismo, Ricardo Cox; el embajador de Cuba en Bolivia, Benigno Pérez, así como la presidente de la Cámara Departamental del Libro, Sara Mansilla.

mv/vdf